¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 1 hora

Argentina y Chile otra vez frente a frente en una gran final de Copa América

Argentinos y chilenos se medirán un año después del torneo continental celebrado en territorio austral. Guiados por Lionel Messi, los gauchos esperan quebrar un sequía de 23 años sin títulos.

Lionel Messi se convirtió en el máximo artillero de la selección argentina. / AFP

Argentina y Chile jugarán la gran final de la inédita Copa América Centenario un año después de que la Roja logró en su casa su primer título en la historia y extendió la sequía albiceleste de más de dos décadas.

La Roja, con su 'generación dorada' en plena madurez, será un duro escollo el domingo para el objetivo de la encumbrada albiceleste de cortar una racha de 23 años sin títulos.

La final entre la albiceleste y la Roja el domingo en East Rutherford, frente a Nueva York, será una batalla entre fomaciones con altísimo poder de fuego: Argentina anotó 18 goles en cinco partidos y Chile 16 en igual número de juegos.

El chileno Eduardo Vargas con seis tantos y Lionel Messi con cinco son los máximos goleadores de la Copa América Centenario, que se juega por primera vez fuera de Sudámerica.

Ante el anfitrión Estados Unidos, Messi se convirtió en el goleador histórico de la albiceleste y a Vargas le faltan dos goles para transformarse en el máximo artillero en activo del certamen continental.

Tormenta fugaz 

Chile fue una tormenta fugaz de diez minutos el miércoles en el estadio Soldier Field de Chicago pero le alcanzó para alzarse con el boleto a la final del domingo en el MetLife Stadium de East Rutherford.

Las dos horas y media de suspensión al final del primer tiempo por una tormenta eléctrica que se abatió sobre Chicago no le sirvieron a Colombia para barajar y dar de nuevo.

Alguna esporádica ofensiva guiada por James Rodríguez fue insuficiente ante un seleccionado chileno que se paró ordenado en defensa para defender el triunfo y llegar a su segunda final consecutiva.

La generación dorada de Chile comandada por el volante Arturo Vidal, el delantero Alexis Sánchez y el portero Claudio Bravo volvió a hacer historia colocándose entre los mejores seleccionados del continente.

Obsesión argentina 

Y buscará amargarle la vida otra vez a una Argentina que está obsesionada con terminar con la sequía que se extiende desde Ecuador 1993.

Messi, Javier Mascherano, su compañero del Barça, Sergio Agüero (Manchester City), Gonzalo Higuiaín (Nápoles) y Angel Di María (París St. Germain) están entre los jugadores más cotizados del mundo, pero aún no han llevado nada a las polvorientas vitrinas de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

En ese período de 23 años Argentina jugó cinco finales y las perdió todas. Además de las dos consecutivas en un año (Mundial 2014 y Chile 2015), la albiceleste se quedó en el intento en Copa América de Perú 2004 y Venezuela 2007 y en la Copa Confederaciones de Alemania 2005, estas tres contra su archirrival Brasil.

"Ojalá se de una buena vez", resumió Messi sobre la final del domingo.

El equipo de Gerardo Martino está en un gran momento con sus cinco partidos ganados con contundencia y claridad.

Además de su gran poder ofensivo, la albiceleste se ha consolidado en defensa y en esta Copa América recibió apenas dos goles en esos cinco juegos.

Chile ha ido de menor a mayor en la Copa América intentando superar en los últimos meses el golpe por la salida del entrenador argentino Jorge Sampaoli, el artífice del primer título de la Roja en 2015.

Pizzi le encontró la vuelta 

A su compatriota Juan Antonio Pizzi le acostó acomodarse para guiar a la mejor selección de la historia chilena pero le encontró la vuelta y lo plasmó en la gran goleada a México 7-0 en cuartos.

De cara al partido al final, Pizzi sostuvo que no será igual a los otros dos que ha tenido contra la albiceleste desde que él asumió el mando de Chile, a principios de año.

"Uno fue en las eliminatorias y el otro en la ronda de grupos en este torneo (en ambos casos triunfo argentino por 2-1), y fueron situaciones diferentes. Ahora Chile está en su mejor momento", recalcó tras el partido ante Colombia.

La Copa América Centenario entra este jueves en dos días de receso, antes del partido consuelo por el tercer puesto que jugarán el sábado Estados Unidos y Colombia en el estadio de la Universidad de Phoenix, en Glendale, Arizona.

Y el domingo los duelos Messi-Vidal, Sánchez-Di María y Vargas-Higuaín le darán vida a una final entre dos seleccionados que están en el el Top del ránking mundial de la FIFA.