Arsene Wenger se disculpa por empujar al cuarto árbitro

Por el incidente ocurrido tras la expulsión de Granit Xhaka, la Federación Inglesa le abrió un expediente al entrenador.

Arsene Wenger, técnico del Arsenal. Foto: AFP

El francés Arsene Wenger, técnico del Arsenal, presentó sus excusas este lunes tras el incidente que le opuso, el domingo, a un árbitro, en el partido contra Burnley, aunque esto no impidió que la Federación Inglesa (FA) anunciase la apertura de un expediente sancionador.

En ese partido ganado 2-1 por el club londinense, Wenger se enfrentó al cuarto árbitro tras la expulsión de Granit Xhaka y después del empate 1-1 para Burnley en el descuento.

Wenger se enfrentó al cuarto árbitro entonces, llegando a empujarlo. "Lo lamento. Tendría que haberme callado", reconoció Wenger.

La FA anunció este lunes por la tarde en un comunicado que abre un expediente a Wenger "por conducta inapropiada".

"Se le acusa que alrededor del minuto 92, lanzó palabras abusivas e insultos hacia el cuarto árbitro", precisó la federación.

"También, después de su expulsión del banquillo, se quedó en el túnel (de vestuarios) y mantuvo un contacto físico con el cuarto árbitro que derivó en una conducta inapropiada", agregó el texto.

Wenger protestó un penal en contra de su equipo en el minuto 90+2 que supuso el 1-1 en el marcador, aunque el chileno Alexis Sánchez acabó dando la victoria a los Gunners en el 90+7 transformando otra pena máxima y dando tres puntos que colocan a los londinenses segundos en la clasificación a ocho puntos del Chelsea.