"Hay que empezar con Barcelona, mirar atrás sería un error": Messi

El delantero argentino se incorporó a su club luego del fracaso en el Mundial.

El delantero argentino del Barcelona Leo Messi se incorporó a su equipo tras las vacaciones, con ganas de "seguir ganando títulos" y de pasar página tras el mal sabor de boca que le dejó el Mundial de Sudáfrica, donde Argentina cayó 4-0 en cuartos de final con Alemania.

"Los objetivos son los mismos de cada año: poder conseguirlo todo. Queremos seguir ganando títulos", dijo Messi este lunes en una rueda de prensa en Seúl, según recogió la página web oficial del Barça. "Sabemos que es difícil, pero tenemos una plantilla muy buena para repetirlo. Después veremos cómo se dan las cosas", añadió, al comparecer en la rueda de prensa acompañado por el brasileño Daniel Alves, en el marco de la gira asiática del club azulgrana.

Para lograr esos ambiciosos objetivos, el delantero argentino no duda de que será la clave la actuación de sus compañeros campeones del mundo con la selección española como Carles Puyol, Andrés Iniesta o Xavi Hernández, entre otros.

"Los campeones del mundo vendrán con muchas ganas porque son ganadores", dijo Messi, quien asegura no sentir "presión añadida" por la exigencia de ganar más títulos. El delantero argentino quiere centrarse totalmente en el Barça tras el mal sabor de boca que le dejó el Mundial de Sudáfrica, en el que no marcó ningún gol con la albiceleste, que además cayó ante Alemania en cuartos por un contundente 4-0.

"A mí me afectó y mucho porque no esperaba caer ante Alemania. Pero eso terminó, no se puede hacer nada más y pasó. Hay que empezar con el Barcelona. Mirar atrás sería un error", afirmó el delantero argentino. Messi y Alves forman parte de la expedición de 28 jugadores elegidos por el entrenador Pep Guardiola para la gira asiática del Barça esta semana.

El Barcelona tiene previsto jugar el miércoles un partido contra el K-League All Stars, un combinado de jugadores de la liga surcoreana, en Seúl, antes de viajar a Pekín, donde el domingo jugará otro partido amistoso contra el Guoan FC en el famoso estadio conocido como el 'Nido de Pájaro', centro de las pruebas atléticas de los Juegos Olímpicos de 2008.

Tras la eliminación mundialista, Messi estuvo de vacaciones en Suramérica. En Seúl fue el jugador más aclamado por los aficionados locales y en la rueda de prensa agradeció la acogido posando junto a Alves con una camiseta del Barça en la que se podía leer "Hola Seúl".