Equipo Hércules, bajo sospecha tras el ascenso a Primera División española

Al parecer, habría comprado el partido frente al Córdoba, con el cual ganó un cupo en la máxima categoría de España.

Hércules, recién ascendido a la Primera División del fútbol español, y que se encuentra bajo sospecha por haber supuestamente comprado el partido frente al Córdoba en el que ganó su ascenso, ha decidido personarse este lunes ante el juzgado para defenderse de esas sospechas.

La abogacía del Estado español y la Fiscalía recurrieron la decisión de un juez de Alicante (sudeste) de no trasladar a las autoridades deportivas españolas unas cintas, en las que supuestamente, el máximo accionista del Hércules, Enrique Ortiz, investigado por otro caso de corrupción, recibió unos 'sms' del capitán del Hércules Jorge López "Tote" sobre la compra.

Ante esta decisión, el Hércules ha decidido personarse para defenderse frente a las sospechas derivadas de esas escuchas.

"Crack soy tote, prepara el dinero para estos, tenemos que dárselo el domingo, 25000 mas 150000, un abrazo"; "Crack tengo que tener todo para el domingo, se lo lleva el después del partido, la cantidad pequeña y la grande, es importante enrique, un abrazo", son algunos de los mensajes supuestamente enviados por Tote a Ortiz, según publicó el diario El País.

En otra conversación, Ortiz parece jactarse de haber comprado al portero del Córdoba Raúl Navas asegurando que "El 4-0... 100.000 euros le había dado al portero".

Estos mensajes, en los que supuestamente se trata la compra del partido contra el Córdoba, que el Hércules ganó por 4-0 la pasada temporada, ganándose el ascenso, fueron grabados en el marco de otra investigación por corrupción en relación con el servicio de basuras de Alicante.

Ello ha llevado al juez José Luis de la Fuente a negar la utilización de las grabaciones para investigar el presunto caso de la compra de partidos, y traslardarlas al Consejo Superior de Deportes (CSD) y a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El magistrado considera que utilizar estas grabaciones para otra finalidad que aquella para las que fueron ordenadas sería "una intromisión en la intimidad" y recordó que el presunto amaño de partidos no está sancionado penalmente hasta que entre en vigor en diciembre el nuevo código penal español.

El CSD había solicitado al juez las cintas para trasladarlas a la RFEF y abrir un expediente para investigar el caso, pero han chocado con la negativa del juez, ahora recurrida por la abogacía del Estado y la fiscalía de Alicante.