Es oficial: Özil es nuevo jugador del Real Madrid

El futbolista sensación del Mundial se unirá este mismo martes al club merengue.

El internacional alemán Mesut Özil, de 21 años, dejará este mismo martes el Werder Bremen para fichar por el Real Madrid.

Según se informó, ambos clubes han llegado a un acuerdo, de manera que el centrocampista, de 21 años de edad, no participará ya en los entrenamientos del Werder para el partido de Liga de Campeones que disputará este miércoles contra el Sampdoria. “Respetamos el deseo de Mesut de dar ahora mismo ese paso en su carrera”, indicó Klaus Allofs, director deportivo del conjunto alemán.

Özil, hijo de inmigrantes turcos y considerado uno de los mejores jugadores del momento de la Bundesliga, sigue así los pasos de Sami Khedira, de 23 años y origen tunecino, traspasado hace unas semanas al Real Madrid desde el Stuttgart.

El anuncio del Werder Bremen, traspasado por cerca de 20 millones de euros -, se produce tras un largo tira y afloja entre ambos clubes, seguido intensamente por los medios tanto alemanes como españoles.

El popular “Bild” había colocado en su web un “minutero en vivo”, a semejanza de las transmisiones de los partidos, sobre quien entraba y quién salía de la central del Bremen, con atención expresa al momento en que lo hizo el jugador, a las 14.02, y en letras rojas en el momento en que se emitió el comunicado confirmando su marcha, las 15.29.

Se pone así fin a un largo culebrón, desarrollado en las últimas semanas, desde que varios clubes empezaron a pujar por el jugador -desde el Barcelona al Manchester United, entre otros- y que cobró enteros a finales de la semana pasada, durante el amistoso entre el Real Madrid y el Bayern Múnich.

Al parecer, ahí rechazó Allofs una primera oferta en firme del Real Madrid, por diez millones de euros, de lo que el jugador se enteró, según propias declaraciones, por los medios. El clima entre Özil y Allofs se endureció hasta el punto que parecía imposible, a ojos de los medios alemanes, que el jugador pudiera continuar toda esta temporada -su contrato expiraba en junio de 2011- a desgana.

La fecha tope para la negociación era el miércoles, puesto que de jugar un solo minuto Özil con el Bremen, en el partido de la 'Champions', perdía opción de hacerlo luego en ese mismo torneo con el Real Madrid, lo que le hacía perder enteros. Ante esa situación, durante todo el día del lunes y este martes se acentuó la tensión en torno a un fichaje que por momentos parecía inminente y, al siguiente, imposible, dada la obstinación de unos y unos.