Bayern le pide a Ribéry sacar la casta

El francés, otrora considerado uno de los mejores del mundo, no ha rendido lo esperado.

El presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, conminó este miércoles a Franck Ribéry a “responder” al pleno apoyo que hasta ahora le ha brindado su club, por encima del cúmulo de dificultades que arrastra, y a darlo todo en la próxima temporada.

“Franck nos debe en cierto modo algo. El club ha sido cien por cien leal hacia él, lo que con todos sus problemas no es algo que se pueda dar por supuesto”, afirma Hoeness, en declaraciones al diario muniqués “tz”.

El Bayern ha expresado hasta ahora todo su apoyo al internacional francés tanto durante sus sucesivas lesiones, como frente a las imputaciones de la justicia de su país por relaciones sexuales con una prostituta menor de edad o la reacción de la Federación Francesa por el motín de la selección tricolor en el Mundial de Sudáfrica.

“Deberá mostrarse especialmente ambicioso”, dice Hoeness, en alusión a la sucesión de problemas derivados tanto de sus asuntos privados como de las lesiones, que empeñaron el rendimiento del jugador la temporada anterior.

Pese a todo, el Bayern Múnich prorrogó su contrato hasta 2015 y llegó a atribuir todos sus encontronazos con la justicia y la federación de su país a una especie de “guerra sucia” contra su jugador por injerencias políticas.

El propio Ribéry expresó este miércoles su decepción por la sanción de tres partidos por su participación en el motín de los jugadores de la selección tricolor en el Mundial de Sudáfrica. “Esto supone para mi una gran decepción”, dijo Ribery en Múnich a la hora de comentar las sanciones federativas contra varios jugadores de la selección, además de señalar que “no entiendo lo que pasa en Francia”.

“De lo que sucedió en el Campeonato del Mundo somos todos responsables. No entiendo porque solo se citó a cinco jugadores en París”, dijo Ribéry, quien también fue citado a declarar, aunque no acudió por no lo autorizó el Bayern Múnich.

Además de Ribéry, que estuvo representado por un abogado, fueron citados Nicolas Anelka -sancionado con 18 encuentros-, Patrice Eva -cinco partidos-, Jérémy Toulalan -un partido- y Eric Abidal, que finalmente no fue sancionado.

Ribery aseguró que no tiene intención de abandonar la selección francesa y que espera retornar a la misma cuando cumpla los tres partidos de sanción: “naturalmente, ni me lo cuestiono”.

Temas relacionados