Técnico de Boca Juniors admite que está en riesgo de perder el puesto

Claudio Borghi se dio como último plazo para ganar el próximo partido ante Vélez Sarsfield.

El técnico del Boca Juniors, Claudio Borghi, admitió que la floja actuación del su equipo ha hecho que su continuidad dependa del resultado del partido del domingo próximo frente a Vélez Sarsfield, uno de los líderes de la Liga argentina de Primera División.

"Si bien los plazos los ponen los dirigentes, sé que el próximo resultado será determinante para mí y para Boca: si no ganamos se nos complica todo", dijo en declaraciones que publica el lunes la prensa deportiva.

Borghi, campeón del Clausura 2010 con el Argentinos Juniors, reconoció además que está "muy preocupado" y apuntó que los jugadores boquenses están sintiendo "el peso de la camiseta".

El modesto All Boys, que acaba de ascender a la Primera División luego de tres décadas de ausencia, venció el domingo al Boca por 2-0 en la tercera jornada del torneo Apertura 2010, con lo que el equipo de Borghi acumula dos derrotas y un empate.

"Un punto de nuevo es muy poco", comentó el técnico boquense al insistir en que el próximo domingo hace falta una victoria ante el Vélez Sársfield para acallar las críticas que le caen desde los graderíos.

"El puesto (de técnico) no tiene mucho tiempo, el resultado tendrá que ver, le estoy dando la razón a lo que es el fútbol argentino. Yo estoy a cargo del equipo y mido momentos y tiempos", comentó.

Vélez Sársfield, uno de los líderes del torneo con puntuación ideal, es uno de los mejores equipos del fútbol argentino, que en los últimos años ha visto estallar una crisis en los clubes más poderosos, como el River Plate, Racing Club, Independiente y San Lorenzo, que junto a Boca Juniors llegaron a caer a los últimos puestos de la tabla.