Premier League vivirá un clásico de rojos

El derbi entre el Manchester United y el Liverpool acapara toda la atención de la quinta jornada en Inglaterra.

Al término de una semana copada por el arranque de las competiciones europeas, la expectación en Inglaterra se centra en el clásico Manchester United-Liverpool, la gran oportunidad de los "reds" para recuperar su reputación y progresar desde su actual decimotercera plaza.

El equipo de los campeones del mundo Fernando Torres y Pepe Reina llegará el domingo a Old Trafford con sólo dos días de descanso tras su primer encuentro de la Liga Europa, que disputarán esta noche contra el Steaua Bucarest en Anfield.

Sus rivales en la quinta jornada de la Premier League, que comenzaron el martes la Liga de Campeones con un empate sin goles ante los Rangers de Glasgow, presentarán un equipo integrado por los hombres de mayor confianza para el técnico, Sir Alex Ferguson.

Es el caso del búlgaro Dimitar Berbatov, que con miras a ese futuro partido de liga descansó en la primera semana de "Champions League".

Ante las dudas que puede estar generando Wayne Rooney por las especulaciones recientemente publicadas sobre su vida privada y el "bache" del que se le acusaba en su carrera por la escasez de goles en los últimos meses, Berbatov ha demostrado ser un arma segura al marcar en cuatro de sus cinco apariciones esta temporada.

La última vez que estos dos equipos se vieron las caras en Old Trafford, en la segunda mitad del curso anterior, el enfrentamiento terminó con una victoria por 2-1 para los "Diablos Rojos", unos recuerdos que motivan las ganas de revancha por parte del Liverpool.

Y es que el nuevo combinado de Roy Hodgson, ex entrenador del Fulham, que por ahora logró sólo un triunfo -además de dos empates y una derrota-, no se puede permitir dejar escapar tres puntos decisivos.

El objetivo del Liverpool es volver a situarse entre los tres primeros puestos de la tabla, para garantizarse su acceso directo a la Liga de Campeones, que le arrebató en la última ocasión el Tottenham.

No obstante, el portero titular de los "reds", Pepe Reina, aseguró hoy (jueves) en declaraciones a la página web de la entidad que, ante retos difíciles como el que les depara su cita con el Manchester United, es mejor asegurarse un punto que ninguno.

"Todo buen equipo empieza desde la defensa. Si no podemos ganar muchos partidos, lo principal es garantizar que no los perdamos", explicó el guardameta reserva de la selección española, que comparó la formación de un equipo al principio de campaña con los inicios en la construcción de una casa.

Reina habló además del papel que posee la figura del portero para contribuir o perjudicar en la clasificación de su equipo, en referencia a su error cometido en el primer partido de la temporada, que supuso un empate (1-1) con el Arsenal.

"Sabes que puedes costarle al equipo dos puntos, como hice contra el Arsenal en el encuentro inaugural de la temporada. Otras veces tienes más suerte y puedes ayudarlos un poco más", indicó Reina, que protagonizó dos decisivos despejes en el último encuentro liguero, contra el Birmingham (0-0).

Mientras, la cita del Chelsea, con el recién ascendido Blackpool, anticipa un auténtico festín para el vigente campeón de la Premier en Stamford Bridge, más aún después de su inmejorable comienzo esta temporada con cuatro aplastantes victorias consecutivas.

Para ese espectáculo habrá que esperar hasta el domingo, cuando también el Manchester City de David Silva se medirá a domicilio con el Wigan del español Roberto Martínez, ubicado al borde de la zona peligrosa de la tabla.

El grueso de partidos, instalados en el primer día de la jornada, no parece indicar que vaya a haber ningún sobresalto: el único contratiempo que podría encontrar el Arsenal de Cesc Fábregas para su cita con el Sunderland es el cansancio de sus jugadores tras la energía puesta el miércoles para su 6-0 en la "Champions", contra el Braga portugués.