Manchester City frenó al Chelsea y Arsenal no aprovechó

El campeón inglés fue frenado por el equipo de Roberto Mancini. Liverpool, otro ya que no sabe qué es ganar.

Las sorpresas fueron el principal ingrediente de la sexta jornada de la 'Premier League', en la que además de caer un Chelsea líder, hasta ahora invicto, también tropezó el Arsenal en casa ante el recién ascendido West Bromwich Albion.

Tras parar un penalti provocado por él mismo en la primera parte, Manuel Almunia encajó dos goles en menos de tres minutos, el segundo de ellos a cargo del chileno Gonzalo Jara en una acción desafortunada del meta español.

Con su capitán, Cesc Fábregas, lesionado y atento al partido desde las gradas, los “gunners” trataron de conseguir la remontada, pero no pudieron superar a un equipo con ganas y un muro en el que tuvo un destacado papel otro español, Pablo Ibáñez.

Antes de que los discípulos de Arsene Wenger reaccionaran, los visitantes consiguieron el tercer tanto y lo único que pudo conseguir el Arsenal fue reducir distancias en la recta final del encuentro, gracias a dos goles de Samir Nasri.

Los marcadores parecían funcionar en Inglaterra al revés de lo anticipado, pues también el Tottenham se vio superado (0-1) por el último clasificado de la tabla, el West Ham, que se libró a duras penas del descenso la pasada temporada. El Liverpool se salvó con un empate en Anfield ante el Sunderland (2-2).

El holandés Dirk Kuyt inauguró el marcador con un gol en el quinto minuto de partido, pero una acción dentro del área del danés Poulsen favoreció a los visitantes con un penalti en el minuto 25 que, tras la ejecución de Darren Bent, entró en la meta del español Pepe Reina.

Ese gol cayó como una jarra de agua fría sobre el conjunto de Roy Hodgson cuando parecía tener controlado el duelo y, a partir de entonces, se fue sucediendo un fútbol poco efectivo por parte de los dos equipos. Bent puso por delante el Sunderland (m.48) y el Liverpool, tras su fracaso esta semana en la Copa de la Liga ("Carling Cup") al ser eliminado por un equipo de la cuarta categoría inglesa, tuvo que emplearse a fondo para no sufrir una nueva humillación.

Fue su capitán, Steven Gerrard, en el minuto 64, quien firmó el empate definitivo. Sin embargo, el gran aliciente de la jornada fue el primer batacazo del Chelsea, que, tras seis victorias consecutivas, vio su buena racha interrumpida por el Manchester City.

La cita en Eastlands con los vigentes campeones de liga terminó como un nuevo éxito para el capitán del City, el argentino Carlos Tévez, que firmó en el minuto 59 el único gol del encuentro. Los viejos conocidos por su experiencia en la Serie A italiana, Carlo Ancelotti (Chelsea) y Roberto Mancini (Manchester City) parecían saber bien qué estrategia había preparado el contrario para llevarse los tres puntos.

Quizá fue eso lo que provocó un partido igualado, especialmente en la primera mitad, en la que la posesión del balón entre los dos combinados fue muy similar. Tras la reanudación, el ritmo aumentó. Se sucedieron varias jugadas ofensivas del Chelsea, pero ante ellas se encontraba el efectivo Joe Hart, portero también de Inglaterra en la nueva campaña hacia la Eurocopa de 2012.

El gol llegó en el minuto 59, tras una pérdida del balón por parte del Chelsea en el centro del campo que permitió a los locales dirigirse en igualdad numérica hacia la portería contraria. Finalizó “el Apache” (Tévez) con un disparo cruzado que dio la victoria a los de Mancini.

El Wigan del español Roberto Martínez empató sin goles con el Birmingham, a domicilio, igual que lo hizo el Everton de Mikel Arteta contra el Fulham, mientras que el duelo Blackpool-Blackburn terminó 1-2. La sexta jornada de la Premier League continuará este domingo con los enfrentamientos Bolton-Manchester United, Wolverhampton-Aston Villa y Newcastle-Stoke.

Temas relacionados