La MLS estrenó nuevo campeón

Los Rapids de Colorado vencieron en la final al FC Dallas, equipo en el que juega el colombiano David Ferreira.

La temporada 2010 de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) llegó a su final con los Rapids de Colorado como nuevo e inesperado campeón después de ganar por 2-1 al FC Dallas, en el partido que decidió el decimoquinto título.

Una prórroga, poco fútbol y mucho frío fue lo que se dio y vivió en el partido disputado en el BMO Fields de Toronto, al que acudieron 21.700 espectadores, que vieron como los Rapids, con dos goles, producto de la carambola y la buena suerte, lograban el primer título de su historia.

Después de la frustración que sufrieron los directivos de la MLS al ver como se esfumó la final "soñada" y "deseada" entre los millonarios de los Red Bulls de Nueva York y el Galaxy de Los Ángeles, el partido por el título se quedó también sin una estrella que pudiese generar un interés no sólo nacional sino también internacional.

Los equipos llamados "modestos" , con su fútbol de lucha y entrega, habían mandado de vacaciones anticipadas a las estrellas llegadas de Europa como el francés Thierry Henry y el mexicano Rafael Márquez que, junto al inglés David Beckham, son los únicos con salarios millonarios dentro de la MLS y también los menos productivos.

Los Rapids, que habían concluido la temporada regular con la séptima mejor marca, empatados con los Earthquakes de San Jose, que fueron los octavos y verdugos de los Red Bulls, impusieron su fútbol de contención y fuerza física ante un rival que fue mejor en el campo, con ideas futbolísticas, pero sin suerte a la hora del gol.

Aunque el único que consiguieron fue de una gran clase cuando en el minuto 35, el centrocampista colombiano David Ferreira, el jugador con más clase y técnica de los 22 que saltaron al terreno del BMO Field, remató sobre la marcha a media altura con la izquierda, imparable, un centro del hondureño Marvin Chávez.

El FC Dallas, por su fútbol, hizo más méritos para haber sido campeón, pero los Rapids se encontraron con dos goles producto de dos jugadas de carambola y luego supieron proteger la portería defendida por el arquero Matt Pickens, que al final se iba a convertir en el héroe del partido.

Aunque el premio de Jugador Más Valioso (MVP) se lo dieron al delantero Conor Casey, autor del gol del empate de los Rapids, en el minuto 57, Pickens salvó dos goles cantados en los últimos minutos de la prórroga de un partido que no pasará a la historia de la MLS por la calidad de su fútbol.

De ahí, que antes que diese comienzo el partido, el comisionado de la MLS, Don Garber, ya anticipó que para la próxima temporada se iban a introducir algunos cambios importantes de cara a la competición de la fase final.

Entre los planes del comisionado están los de ampliar para la próxima campaña a 10 el número de equipos que lleguen a la fase final, pero todavía no se ha definido el proceso ni formato a seguir para las semifinales de las respectivas Conferencias del Este y el Oeste.

Además se tratará de establecer que la gran final se dispute en el campo del equipo clasificado que haya tenido la mejor marca durante la temporada regular.

Hasta ahora, las sedes donde se han disputado las finales habían sido seleccionadas con meses de anticipación, como se hace con las del Super Bowl de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Además habrá dos nuevos equipos al comienzo de la temporada regular con la llegada de las franquicias de Portland y Vancouver (Canadá) para que sean ya 18 los que inicien un calendario de competición que incluye 34 partidos para cada uno de ellos con enfrentamientos de ida y vuelta.

Por ello, la competición tendrá que comenzar una semana antes, a mediados de marzo, y no a partir del 20 como se venía haciendo en las temporadas anteriores.

Garber también desea que para la temporada 2012 llegue la franquicia de Montreal (Canadá) y en 2013 su ilusión es que Nueva York tenga un segundo equipo, que establezca la rivalidad que se da dentro del béisbol profesional, la NBA y la NFL.

Pero quizás lo más destacado en los planes futuros del comisionado Garber para la MLS es adoptar un calendario de competición similar al que tienen en los países escandinavos.

Es decir, comenzar la liga a finales de verano para hacer un descanso durante los dos meses duros de invierno, volver en febrero y completar la competición a finales de la primavera.

Sin embargo, Garber volvió a reiterar que, aunque se piensa en ir acercando cada vez más la MLS al calendario del resto de la competición internacional de la FIFA, no se hará ningún cambio que vaya a perjudicar al sistema operativo actual de la liga.

236072

2010-11-22T06:48:25-05:00

article

2013-07-25T18:26:17-05:00

ee-admin

none

EFE

La MLS estrenó nuevo campeón

30

5148

5178