Al ‘pichichi' mexicano se le hunde la carrera de director técnico

<p>El famoso 'Pichichi' mexicano, Hugo Sánchez, quien se vanagloria de ser un ganador, vivió este lunes su mayor naufragio como técnico frente a unos dueños de los clubes que no le perdonaron el fracaso de no clasificar a México a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.</p>

El hundimiento comenzó con el desastroso desempeño y eliminación de la Sub 23 de México en el Preolímpico de la Concacaf, disputa entre el 12 y el 23 de marzo en EE.UU., pero fue hoy cuando los restos del naufragio salieron a flote que se conoció el tamaño de su fracaso.

Sus palabras de hacer a México un equipo capaz de soñar en ser campeón del mundo se acallaron frente al equipo Sub 23 de Haití en Carson (California, Estados Unidos), en lo que ha sido la peor actuación mexicana en una eliminatoria olímpica de su historia.

Las expectativas que le abrieron las puertas de la selección en noviembre de 2006, quedaron en fríos números de empates y derrotas ante selecciones que en teoría tienen una jerarquía menor en el mundo del fútbol.

Los dueños del balón, que gobiernan en la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), lo recibieron con abrazos ante la promesa de éxito económico y deportivo que les hizo Sánchez, fiel a su costumbre de presentarse como un triunfador de cepa.


Sánchez, ex goleador del Real Madrid, prometió ganar el Mundial y todos los torneos, pero 16 meses después los mismos dueños que lo cobijaron y le dieron manga ancha con el equipo han decidido separarlo del cargo ante el miedo de tener un camino difícil rumbo a Sudáfrica 2010.

Reconocido por sus éxitos en el fútbol español, Hugo Sánchez siempre ha generado polémica por su proclividad a hablar mucho y por la guerra de palabras que tuvo durante cuatro años con el argentino Ricardo La Volpe, su antecesor en el cargo de seleccionador.

A La Volpe le cuestionó todos y cada uno de sus movimientos y decisiones, muchas de las cuales él mismo tomó cuando estuvo en el banquillo de México, especialmente las relacionadas con la convocatoria de futbolistas naturalizados mexicanos.

Hugo Sánchez tipificó como un perdedor al técnico argentino y se lo comió vivo por el papel en el Mundial de Alemania 2006, al caer en octavos de final frente Argentina y siempre lo presentó como su antítesis a su persona triunfadora y ganadora.

Y en estos 16 meses como seleccionador, Sánchez fracasó en ganar la Copa Oro de la Concacaf, cumplió al ser tercer lugar en la Copa América y terminó hundido con la eliminación en el Preolímpico, un duro revés para toda una generación de futbolistas.

Los mayores críticas a Sánchez están relacionadas con su verdadera capacidad como entrenador, no obstante que su trayectoria tiene la guinda de ser el único técnico que ha sido bicampeón en la era de los torneos cortos de México, que comenzó en 1996.

Muchos se hacen preguntas sobre su título de entrenador obtenido en un curso extra rápido en Nicaragua, que después validó en México, y la importancia real de su auxiliar, el argentino Sergio Agea, a quien no pocos quisieron ver como el técnico detrás suyo.

El equipo Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) , en el que debutó como jugador en 1976, también le dio la oportunidad de comenzar su entrenador en el torneo Verano 2000.

Sánchez tuvo dos etapas con los Pumas UNAM, una fugaz presencia como seleccionador en el combinado que representó a México en la Copa USA 200 y una breve etapa en el Encasa.

En su trayectoria como entrenador, Sánchez ha dirigido un total de 218 partidos, con un balance de 95 ganados, 53 empatados y 70 perdidos, estadísticas a las que habrá que sumar los 16 ganados, siete empatados y 10 perdidos como seleccionador de México.