A noventa minutos de Moscú

Manchester United y Barcelona definirán este martes el primer finalista de la Champions, torneo que tendrá su compromiso definitivo en la capital rusa. En el partido de ida, ambos conjuntos igualaron (0-0) en la ciudad española.

A esta altura el Manchester United esperaba estar enfocado exclusivamente en la Liga de Campeones. No ha sido así.

De cara al partido de vuelta de la semifinal contra el Barcelona el martes en Old Trafford, los ingleses parecen desencajados tras su derrota 2-1 el sábado pasado ante Chelsea, resultado que dejó a ambos empatados en la cima del campeonato.

Además, media docena jugadores del United se vieron involucrados en una gresca con empleados del estadio del Chelsea al final del partido.

Y tampoco es alentador que el equipo se entrenó el lunes sin su delantero Wayne Rooney (cadera) y el defensor Nemanja Vidic (rostro) por lesiones.

Fuera de carrera en España, Barcelona se presenta con un marcador 0-0 que le favorece en cierta medida. Cualquier empate con goles clasificaría a los azulgranas a la final del 21 de mayo en Moscú.

"Los dos equipos lo afrontamos de forma distinta", dijo Deco, el volante portugués del Barcelona. "Ellos nos van a presionar más, pero nosotros también tendremos más posibilidades cuando tengamos el balón. Creo que tenemos muchas opciones y si jugamos con la intensidad del miércoles podemos pasar".

"El del Barcelona es un partido trascendental. Queremos ganar la liga y llegar a la final de la "Champions", destacó Ryan Giggs, el extremo del United que salió campeón europeo en 1999.

Alex Ferguson, el técnico de los "Red Devils" se la arriesgó el sábado cuando dejó en la banca de suplentes a Cristiano Ronaldo y a Carlos Tevez.

El United perdió tras un gol de penal de Michael Ballack en los minutos finales, dejando abierta la lucha por el título. Cuando sólo quedan dos fechas por disputarse, el United marca el paso gracias a su mejor diferencia de goles.

Una buena noticia para los de Ferguson fue que, por segundo año seguido, Cristiano Ronaldo fue consagrado como el mejor jugador de la temporada por parte de sus colegas.

El portugués lleva 38 goles en la temporada, pero malogró la más importante cuando no pudo transformar un penal ante Barcelona en la ida.

Su objetivo ahora es redimirse. "Nos jugamos el pase a la final. Es la mejor motivación que cualquiera puede tener", dijo Ronaldo.

El desafío del Barcelona será acabar la racha de 11 victorias consecutivas del United en casa por la Champions.

La única variante en el once titular del técnico Frank Rijkaard, con respecto al partido previo, será la vuelta en la defensa del capitán Carles Puyol, quien no pudo jugar por sanción el miércoles pasado, en vez de Rafael Márquez. El mexicano vio su tercera tarjeta amarilla en el torneo y deberá purgar una fecha de suspensión.

A Rijkaard también le salió caro el hacer descansar jugadores el sábado. Barcelona necesitaba una victoria como visitante frente al Deportivo de La Coruña para mantener un hilo de esperanza por el título de la liga española. Pero las ausencias de Lionel Messi y Samuel Eto'o incidieron en la derrota 2-0, con lo que llevan cinco fechas sin ganar en el torneo local.

La derrota hizo descender al Barcelona al tercer lugar de la tabla. "Tenemos que corregir los fallos. Necesitamos soluciones, necesitamos resultados", dijo Rijkaard.