Paraguay se aferra a la punta y los grandes sufren

Paraguay, sólido en lo futbolístico y con velocidad crucero al sumar puntos, mira por el retrovisor a nueve selecciones que, sin convencer, con fallos en su juego o alentadas por el síndrome del Ave Fénix, buscan atajos para recuperar terreno en la sexta jornada de las eliminatorias del Mundial de 2010.

Con trece puntos en las alforjas, Paraguay tomó hoy distancia de Argentina y Brasil, que el próximo miércoles protagonizarán en Belo Horizonte un clásico de necesitados, ya que los 'albicelestes' sufrieron un golpe 'Monumental' en Buenos Aires al empatar 1-1 con la revitalizada selección de Ecuador, y los 'canarinhos' perdieron las alas en Asunción al caer por 2-0.

La selección paraguaya también se alejó de Colombia, que con su empate en Lima 1-1 llegó a nueve puntos, desplazó del tercer escaño a Brasil, que es cuarto con ocho, y pero dejó una estela de dudas sobre la solidez de su juego.

Paraguayos y colombianos con los únicos que no han perdido en el torneo, aunque si los guaraníes prevalecen por su poder de fuego y defensa rocosa, los andinos han sabido ganar con poco y permitir a sus rivales apenas dos goles, uno más que los líderes.

Los paraguayos viajarán tranquilos a La Paz, antaño un temido fortín para los bolivianos por estar situada a 3.650 metros sobre el nivel del mar y hogaño una plaza vulnerable, confirmada en la quinta jornada con el triunfo de Chile por 0-2, que ha sepultado a los de Erwin 'Platiní' Sánchez en el sótano, con un punto.

Quizá una razón de peso para dar un golpe de timón en el banco.

Cuatro triunfos y un empate en cinco partidos, once goles marcados y apenas uno en contra resumen la campaña del equipo del argentino Gerardo 'Tata' Martino, que sigue teniendo a Argentina como amenaza más seria, pero ahora a tres puntos de distancia.

El empate admitido por los argentinos en Buenos Aires a la aplicada selección de Ecuador dejó interrogantes sobre los progresos del equipo de Juan Román Riquelme, Lionel Messi y compañía, y ha desbordado el morbo del partido del próximo miércoles contra Brasil.

La selección de Carlos Caetano Bledorn Verri 'Dunga' sufrió este domingo la primera derrota en las eliminatorias con un resultado idéntico al que le infligió la selección de Venezuela en choque amistoso el 6 de junio pasado en la ciudad estadounidense de Boston.

Salvador Cabañas confirmó en Asunción su vocación de verdugo de brasileños, como lo demostró en la Copa Libertadores al eliminar con sus goles al Flamengo y el Santos. Hoy el delantero del América mexicano estrelló dos remates en los palos del guardameta Julio César y puso la guinda al resultado con un remate a los 48 minutos.

Los pupilos de Martino anularon toda intención de desborde y regateo a partir de una línea de cinco hombres como muro más próximo al portero Justo Villar, no escatimaron esfuerzos para copar todos los sectores de la cancha y ni falta parecieron sentir del lateral Darío Verón, expulsado a los 47 minutos.

Brasil impreciso, timorato en su planteamiento táctico y con una plantilla sin pirotecnia técnica, hizo inevitable la reflexión sobre la falta que hacen Ronaldinho Gaúcho, Kaká y hasta el mismo Ronaldo, que Dunga parece empeñado en soslayar.

Así como Ecuador, que en apenas dos partidos al timón de Sixto Vizuete ha renacido de las cenizas tras una derrota en Quito y dos goleadas sufridas en Brasil y Paraguay, Venezuela parece seguir el mismo camino, esta vez gracias al empate 1-1 que arrancó a Uruguay el sábado en Montevideo.

Venezuela, que en la jornada anterior goleó por 5-3 a los bolivianos, quedó a la sombra de Brasil, ahora con siete puntos, los mismos que el remozado Chile, que gracias a los dos goles de Gary Medel hoy no creyó en la altitud y sus fantasmas.

Con cinco unidades están los uruguayos, al borde de un ataque de nervios por la falta de fuerza para ganar en casa y acosados por las pisadas de animal grande que ahora deja Ecuador, que llegó a cuatro y el próximo miércoles, envalentonado por el sufrimiento que provocó a Argentina hasta los 93 minutos, planteará un complejo rompecabezas a Colombia.

Los colombianos, que como los ecuatorianos comenzaron ganando a domicilio, el sábado fallaron en la puntada y permitieron la igualada 1-1 de Perú, que sigue en el penúltimo puesto, con tres unidades pero ganó oxígeno para afrontar el compromiso del martes en el estadio Centenario, de Montevideo.