Ronaldo contrató a tres prostitutas que resultaron ser travestis

El jugador brasileño afronta, además de su lesión, un lío judicial porque uno de los travestis dijo que él ordenó comprar droga y aparte no le quería pagar.

La policía de Río de Janeiro abrió una investigación contra un travesti sospechoso de intentar extorsionar al futbolista tras una frustrada noche de sexo pagado que se convirtió en escándalo en Brasil.

El jugador del Milán italiano, que se recupera de una grave lesión en la rodilla derecha, dijo que en la madrugada del lunes se llevó a un motel una prostituta y por teléfono contrató otras dos para una jornada de sexo. Pero la primera chica resultó ser un travesti y las otras dos amigas también. Tras una fuerte discusión dentro del motel los propios prostitutos llamaron a la policía y los cuatro fueron a parar a la comisaría policial.

Ronaldo dijo a diversos medios de comunicación que pese al equívoco pagó 1.000 reales (unos 600 dólares) a los travestis, uno de ellos se negó a recibir es cifra y exigía en cambio una suma mucho mayor para no armar un escándalo ante la prensa ni acusarlo de consumo de drogas.  La asesoría de prensa del futbolista distribuyó un comunicado "ante los últimos acontecimientos y con el objetivo de aclarar que el atleta Ronaldo jamás consumió drogas”. Además, agrega el texto, "no tuvo ninguna queja de crimen registrada contra su persona y está siendo víctima de extorsión".

Según la versión de Ronaldo, revelada por la policía, uno de los travestis pretendía cobrarle 50.000 reales (unos 30.000 dólares) por no contar la historia a los cuatro vientos. En el comunicado Ronaldo "agradece la decencia de la autoridad que preside el hecho” y advierte que si es necesario tomará las actitudes legales del caso.

El travesti fue identificado como Andre Luis Ribeiro Albertino, conocido como Andrea Albertino, al acudir a una comisaría de la policía de Río de Janeiro en el lujoso barrio de barra de Tijuca. Pero en medio del testimonio Albertino se levantó intempestivamente y se marchó, según explicó el comisario Carlos Augusto Nogueira en una rueda de prensa. "La droga no apareció. Ese es otro indicio de que la versión de Ronaldo puede ser verdadera, porque él no aparentaba ni estar bebido", dijo el delegado

Para el comisario, la versión de Ronaldo "es más confiable” y la ausencia de pruebas o drogas refuerzan la tesis de la extorsión. "De cero a 10 le doy nueve al testimonio de Ronaldo. Él estaba muy conmovido, dice que salió para divertirse y que no quería que la prensa supiera del caso", explicó. "Ronaldo dijo que está pasando por problemas sicológicos debido a su convalecencia", agregó

Los medios de prensa brasileños han dado amplio despliegue al caso y los noticieros de televisión mostraron un video de mala calidad grabado con un teléfono celular en el que aparece Ronaldo frente al travesti, usando la misma ropa -una camisa del club Flamengo- con la que apareció ante la prensa.

En su versión, Albertino afirmó que Ronaldo lo mandó a comprar drogas en la peligrosa favela 'Ciudad de Dios', mientras el futbolista permanecía en el hotel con los otros dos travestis. Como prueba Albertino mostró a periodistas un documento de un automóvil, a nombre de Ronaldo Luiz Nazario de Lima, que éste le habría dado como garantía.

Nogueira dijo que una de las razones de Ronaldo para acudir a la comisaría fue la necesidad de recuperar el documento. Los otros dos travestis también acudieron a la comisaría a dar su versión de los hechos y vivieron sus cinco minutos de fama, al ser abundantemente fotografiados y filmados por los periodistas.

Temas relacionados