España, Inglaterra y Holanda pusieron un pie en Sudáfrica

Mantienen sus cómodas ventajas en sus respectivos grupos.

España, Inglaterra y Holanda ensancharon el pleno de victorias que ha iluminado su recorrido por la fase de clasificación hacia el Mundial 2010, que les sitúa prácticamente en Sudáfrica, un viaje pendiente sólo de certificar de forma matemática.

La sexta jornada de andadura hacia el torneo mundialista amplió la autoridad de estos tres combinados. A años luz de sus perseguidores. Confirmó, al menos numéricamente, la recuperación de Francia, de nuevo en la batalla, y el potencial de Alemania, que salió airoso de su visita a Gales. Supuso, sin embargo, un retroceso para Italia, que tropezó como local ante la visita de la República de Irlanda.

El pedigrí adquirido con la consecución de la Eurocopa iluminó la tarea del equipo de Vicente del Bosque en Estambul. Salió airoso del 'infierno' turco gracias a un gol en el descuento de Albert Riera, que confirmó la remontada española.

Esta España acumula 31 encuentros sin perder después de sumar su undécima victoria seguida.

Bosnia se ha convertido en su perseguidor después de sacar adelante los dos partidos ante Bélgica. Y está a seis puntos de España.

Similar situación ha encontrado Inglaterra, dotada de consistencia por Fabio Capello. Sufrió, sin embargo, para sumar los tres puntos ante Ucrania, metido en el partido con un gol de Andrei Shevchenko que igualó el inicial de Peter Crouch. Fue el firmado por el central John Terry, a cinco minutos del final, el que mantiene el trayecto impoluto del conjunto inglés.

Supera en cinco puntos a Croacia, que ganó a domicilio a la débil Andorra (0-2). Mientras Bielorrusia disfrutó en Kazajistán (1-5).

Holanda no ha desperdiciado las bondades de su grupo. Goleó a Macedonia y sumó su quinta victoria consecutiva (4-0) con la contribución goleadora de los madridistas Klaas Huntelaar y Rafael Van der Vaart. Dirk Kuyt hizo los dos restantes, que mantienen la diferencia de ocho puntos respecto a Escocia, que superó con apuros a Islandia (2-1).

Frank Ribery mantuvo viva la esperanza francesa. A falta de un cuarto de hora marcó el tanto de la victoria ante Lituania, que amplían de nuevo las expectativas del cuadro de Raymond Domenech. El técnico respira y su equipo se sitúa segundo en la tabla. Sólo superado por Serbia, que disfrutó de jornada de descanso.

Mientras, Austria terminó con las opciones clasificatorias de Rumanía tras vencer por 2-1.

Una genialidad de Michael Ballack impulsó a Alemania, que venció en Gales auxiliada por el infortunio de su rival. La victoria dota de argumentos numéricos las opciones germanas, que mantiene la distancia respecto a Rusia, que superó con más apuros de los esperados a Liechtenstein (0-1) con un gol de Konstantin Zyrianov a la media hora.

Italia, sin embargo, padeció un retroceso. El retorno a su país de Giovanni Trapattoni, seleccionador transalpino en el 2002 y ahora responsable de la República de Irlanda, fue exitoso. El equipo de Marcello Lippi acusó la expulsión a los cuatro minutos de Gianpaolo Pazzini. Vicenzo Iaquinta adelantó a los locales pero Robbie Keane evitó la victoria italiana a dos minutos del final.

El ex jugador del Racing Ebi Smolarek fue el goleador de la jornada. Marcó cuatro de los diez que Polonia le endosó a San Marino en el Grupo 3, dominado por Irlanda del Norte, que superó a Eslovenia y marcada en la jornada por el triunfo a domicilio de Eslovaquia ante la República Checa (1-2).

Mientras Dinamarca y Hungría no dejaron pasar la oportunidad de alimentar sus expectativas. La fragilidad de sus respectivos visitantes, Albania y Malta, acentúan sus opciones y dilapidan las de Portugal y Suecia, teóricos favoritos, apartados en siete puntos de las alturas de la tabla.