Acusan al Manchester United y al Liverpool de 'dopaje financiero'

La comisión parlamentaria de ese país pide frenar los ‘niveles ridículos de préstamos'.

Una comisión parlamentaria británica ha acusado a algunos clubes británicos como el Liverpool o el Manchester United de "dopaje financiero" y ha instado a las autoridades del fútbol a "frenar" los "niveles ridículos de préstamo" y el empleo de beneficios para cancelar deudas de los que se benefician dichas entidades.

Clubes de la Premier como el United de Alex Ferguson, líder de la general, el Chelsea del magnate ruso Roman Abramovich y el Liverpool que entrena el español Rafael Benítez se encuentran fuertemente endeudados y han sido acusados por dicha comisión de haber caído en una especie de "dopaje financiero".

El mensaje de dicho grupo se hizo en 27 recomendaciones al término de una investigación que ha durado un año.

La comisión pide que se lleven a cabo planes de escrutinio detallado ante las compras de los clubes de fútbol tal y como realiza la FIFA.

Además, ese comité parlamentario ha apoyado la regla del "seis más cinco" de la FIFA que aboga por un límite al número de jugadores extranjeros en los equipos.

El diputado laborista Alan Keen, que presidió dicha comisión, consideró que era necesario introducir "acción correctiva" para afrontar las "debilidades graves que hay en la gestión del deporte" así como "los serios desequilibrios financieros".

"La falta de gobierno adecuado y la inestabilidad financiera son los dos puntos vulnerables principales que ha sufrido el fútbol inglés recientemente", señala Keen.

Este parlamentario añade que dicho informe "incluye medidas duras para mejorar la gestión de este deporte y para combatir el 'dopaje financiero', donde el éxito a corto plazo puede comprarse a expensas de la estabilidad financiera a largo plazo".

Temas relacionados