México alzó su quinta Copa de Oro

El cuadro de  Javier Aguirre esperó hasta el fin para desempolvar su fútbol de quilates.

México se consagró este domingo como el protagonista estrella en la historia de la Copa Oro de la Concacaf al facturar su quinto título en diez ediciones y nada menos que a expensas de Estados Unidos, y con una inesperada goleada por 0-5 ante sus parciales reunidos en Nueva York.

Estados Unidos resignó así, en forma humillante, la posibilidad de alcanzar su quinto título, y el tercero al hilo, ya que se había alzado con los de 2005 y 2007. Los mexicanos también fueron absolutos en las ediciones de 1993, 1996, 1998 y 2003. Apenas Canadá irrumpió en el palmarés de ganadores al llevarse el galardón de 2000.

México disputó el torneo con un nivel que fue creciendo a cada jornada y dejó sin argumentos a los críticos que cayeron desde el comienzo sobre el entrenador Javier Aguirre y sus pupilos. México surgió hoy con su mejor partido para conseguir romper una racha de nueve años sin poder ganar en territorio estadounidense y también recuperar el título de campeón, que no ganaba desde el 2003 cuando venció por 1-0, en tiempo extra a Brasil.

Después de una primera parte completamente insulsa y sin ningún tipo de interés futbolístico ni ocasiones claras de gol, el cambio de Alberto Medina por Carlos Vela generó un efecto letal para los intereses del equipo de 'las barras y las estrellas'.

El 'Tri' asumió el control en el momento en que emergió Giovani Dos Santos como conductor. Su movilidad llevó zozobra a los pagos de Troy Perkins, que merece un tratamiento diferenciado de sus compañeros, y generó un penalti que Gerardo Torrado cambió por gol a los 56 minutos.

Dos Santos, el ex jugador del Barcelona, fue designado como el Jugador Más Valioso del partido y, sin duda, fue uno de los actores principales del torneo, que se disputó en trece ciudades de Estados Unidos con la participación de doce países de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

El joven equipo estadounidense perdió el libreto, nunca más volvió a controlar con propiedad el balón, se dejó meter en su propia área y se tornó víctima de los antojos de los mexicanos.

Vendrían, entonces, diez minutos nefastos para Estados Unidos, que disputaba su segunda final internacional en veintiocho días y se volvía hoy a quedarse sin nada, como al perder por 2-3 con Brasil el título de la Copa Confederaciones en Sudáfrica, el 28 de junio pasado, pese a que al término del primer tiempo ganaba por 2-0.

Dos Santos y Carlos Vela formalizaron su sociedad goleadora y destrozaron son sus movimientos la estantería de los pupilos de Bob Bradley, que no sufrieron más por las soberbias intervenciones del guardameta Troy Perkins. El segundo gol llegó a los 62 minutos a través de 'Gio' Dos Santos y cuatro después Vela firmaba lo que ya parecía imposible hasta para el más entusiasta de los mexicanos.

Para el momento en que José Antonio Castro anidó el balón en el fondo de la red estadounidense (m.74) , México jugaba solo en el estadio de los Gigantes, y para deleite de la mayoría de los 79.156 asistentes. Y ni qué decir de la puntilla que clavó Guillermo Franco a los 90 minutos.

Javier Aguirre, que volvió hoy al banquillo tras cumplir tres partidos de suspensión, consiguió en gran forma su primer resonante triunfo en su segunda etapa como seleccionador.

Fue la primera victoria de México en territorio estadounidense desde 2000. En los últimos doce partidos entre ambas selecciones, el 'Tri' alcanzó un triunfo, dos empates y nueve derrotas, diecinueve goles en contra y ocho a favor.

Bradley podrá argumenta que afrontó el torneo como si fuera un laboratorio de pruebas y que para ello convocó al segundo equipo nacional, sin los destacados titulares.

De cualquier manera, el triunfo de México tiene un gran valor anímico para una selección que necesitaba elevar el valor de sus acciones ante sus parciales y ganar aire para retomar el camino de las eliminatorias del Mundial, que de momento está cuesta arriba.

Precisamente el próximo compromiso de Estados Unidos y México será en el hexagonal final de las eliminatorias del próximo Mundial, el 12 de agosto en el estadio Azteca.

Costa Rica lidera las eliminatorias, Estados Unidos es segundo y Honduras es tercero lo que les da de momento las tres plazas directas para Sudáfrica 2010.

Con el cuarto puesto ocupado por México, los de Aguirre están, de momento, en posición de disputar una repesca con el quinto clasificado de las eliminatorias sudamericanas.

Ficha técnica:

Estados Unidos: Troy Perkins; Jay Heaps, Clarence Goodson, Chad Marshall, Heath Pearce; Robbie Rogers, Kyle Beckerman (m.81, Sam Cronin), Stuart Holden, Davy Arnaud (m.64, Kenny Cooper); Logan Pause (m.65, Santino Quaranta) y Brian Ching. Seleccionador: Bob Bradley

México: Guillermo Ochoa; Jonny Magallón, Fausto Pinto, Juan Carlos Valenzuela, Efraín Juárez; José Antonio Castro (m.89, Carlos Esquivel), Gerardo Torrado, Israel Castro, Alberto Medina (m.46, Carlos Vela); Miguel Sabah (m.70, Guillermo Franco) y Giovani Dos Santos. Seleccionador: Javier Aguirre

Goles: 0-1, m.56: Geraro Torrado, de penalti. 0-2, m.62: Giovani Dos Santos. 0-3, m.66: Carlos Vela. 0-4, m.74: José Antonio Castro. 0-5, m.90: Guillermo Franco

Árbitro: El jamaiquino Courtney Campbell