Brasil no convenció, pero ganó

La victoria llegó a través de Luis Fabiano en el minuto 42.

Con un gol del delantero Luis Fabiano, la selección brasileña de fútbol derrotó el miércoles 1-0 a Estonia en Tallin, en un amistoso de preparación para las eliminatorias al Mundial 2010, y aumentó su racha ganadora a nueve triunfos consecutivos.

En su primer partido desde que ganó la Copa Confederaciones en junio, tras la que Brasil nuevamente volvió a encabezar el ranking de la FIFA, el equipo dirigido por Dunga aprovechó el partido contra un débil adversario para realizar algunas pruebas antes de los duelos por la eliminatoria sudamericana a Sudáfrica ante Argentina y Chile en septiembre.

“Lo importante era darle continuidad a nuestro trabajo, mantener las victorias y hacer jugar a todos los jugadores”, dijo tras el partido Dunga, quien agregó que estaba preocupado por la condición física de sus jugadores, que están iniciando la temporada en Europa.

“Nuestra mayor preocupación era que no sufriéramos lesiones. La mayoría había jugado dos o tres amistosos, entonces era complicado”, agregó. El atacante Luis Fabiano, máximo goleador para el pentacampeón del mundo esta temporada, marcó el gol a los 42 minutos, luego de un rebote en el área de Estonia.

Brasil no consiguió plasmar en el campo su amplio favoritismo y la poca experiencia del conjunto local y se enredó ante las limitaciones técnicas de su rival. Con este resultado Brasil llega a 17 partidos invicto. La última vez que los pentacampeones mundiales perdieron fue en junio de 2008 ante Paraguay, en Asunción, por las eliminatorias.

El atacante del Atlético Mineiro Diego Tardelli, figura del campeonato brasileño, debutó con la camiseta de Brasil tras sustituir a Robinho en el segundo tiempo del encuentro jugado en capital de Estonia. La mejor oportunidad de la “verdeamarela” de aumentar el marcador fue desperdiciada por Julio Baptista a 12 minutos del final. El jugador de la Roma recibió un pase de Tardelli dentro da área, pero envió el balón por encima de la portería local.

A pesar de ser un encuentro amistoso, el partido fue jugado con intensidad por ambas partes. El estonio Dmitri Kruglov fue expulsado a cinco minutos del final por una dura falta contra el lateral Daniel Alves. Otros seis jugadores, cuatro brasileños y dos estonios, fueron amonestados por el árbitro.

En una de esas infracciones, el mediocampista de Flamengo Kleberson terminó con una luxación en su hombro izquierdo y fue llevado a un hospital para ser examinado. Brasil, líder de la eliminatoria sudamericana, visitará el 5 de septiembre a Argentina, que está en el cuarto lugar, y recibirá tres días después en Salvador de Bahía a Chile, que es segundo.

Los cuatro primeros de la eliminatoria sudamericana clasifican al Mundial, mientras que el quinto jugará un repechaje ante un representante de la Concacaf.