Real Madrid, el 'hijo' de Lyon en la Liga de Campeones

En seis enfrentamientos, el equipo español nunca ha podido eliminar a los franceses.

Real Madrid se ha mostrado incapaz de vencer al Olympique de Lyon, equipo que empató a un tanto en el estadio Santiago Bernabéu, y que en los seis enfrentamientos con los blancos ha conseguido evitar una victoria madridista.

El club francés se le había atragantado al Real Madrid, que una vez más fue incapaz de ganar a un equipo claramente inferior y con un presupuesto infinitamente menos. Antes del envite del miércoles en la noche, jamás consiguió ganar a los galos. No lo hizo ni en el Bernabéu ni el Stade Gerland, domicilio del Olympique, que casi siempre se llevó el gato al agua.

El primer precedente entre ambos data del 13 de septiembre de 2005, cuando la escuadra francesa venció 3-0 al Real Madrid.

Era en la fase de grupos y los goles de John Carew, Juninho Pernambucano y Sylvain Wiltord provocaron que los blancos comenzaran de manera dubitativa su andadura por Europa.

En el choque de vuelta, el Real Madrid tampoco tuvo más suerte. El Santiago Bernabéu vio un empate a un tanto entre los dos contendientes. Pese a que José María Gutiérrez Guti adelantó a los blancos, John Carew, en el minuto 72, puso las tablas en el marcador.

En la temporada siguiente, y de nuevo en la fase de grupos, se dieron casi los mismos resultados. En Francia, el Real Madrid sucumbió 2-0, con los tantos de Fred y Tiago.

Después, en la vuelta, el empate fue a dos goles. El equipo madridista tuvo que remontar un par de dianas de Carew y Maouluda. Mahamadou Diarra y Ruud Van Nistelrooy evitaron una tercera derrota ante el Lyon.

El penúltimo precedente, antes de otra aciaga noche madridista en octavos de final, fue el pasado 16 de febrero. Aquel día, el Olympique volvió a ganar. Era el partido de ida en el que ya se presagió la catástrofe. Venció 1-0, con un gol de Makoun que sirvió para meter el miedo en el cuerpo a la entidad de Chamartín.

Tocaba remontada para pasar a cuartos. Y, sobre todo, había que ganar a un equipo invencible hasta hoy para el Real Madrid. No pudo hacerlo. Pese a que Cristiano Ronaldo inauguró el marcador, el tanto de Miralem Pjanic dejó las estadísticas como estaban. El Olympique de Lyon, de nuevo, no perdió ante la poderosa escuadra merengue.