Rooney le dio el triunfo al Manchester United ante Fulham

El conjunto que dirige Alex Ferguson se mantuvo como líder de la Liga Premier.

El delantero Wayne Rooney confirmó su espectacular momento y anotó dos goles para asegurarse que el Manchester United venciera 3-0 en casa al Fulham y se mantuviera como líder de la Liga Premier del fútbol inglesa.

Rooney y sus compañeros padecieron un frustrante primer tiempo en Old Trafford, frente a un planteo cauto, pero sólido de su rival.

Sin embargo, el atacante de la selección inglesa, actual goleador de la liga doméstica con 25 tantos, necesitó menos de un minuto de la segunda mitad para quebrar el cero y anotar su conquista número 31 de la temporada tras un pase del portugués Nani.

El segundo gol de Rooney llegó a seis minutos del final para sentenciar a un Fulham que había crecido en confianza. El delantero inglés convirtió el 2-0 definiendo de primera tras una gran jugada del búlgaro Dimitar Berbatov.

Justamente Berbatov obtuvo la recompensa por su buena producción cinco minutos después, cuando selló el 3-0 con un cabezazo tras un centro desde la banda derecha.

De ese modo, el United dio otro paso hacia su cuarto título consecutivo en la Premier, ya que se mantuvo en la cima de la clasificación con 66 puntos, a ocho jornadas del final del certamen.

No obstante, el Chelsea -que tiene un partido menos- y el Arsenal ganaron el sábado y siguen al líder de cerca con 64 unidades.

En el otro encuentro disputado el sábado, el Manchester City sufrió hasta el final para rescatar un empate 1-1 en su visita al Sunderland.

El City, que tuvo como titulares a los argentinos Carlos Tevez y Pablo Zabaleta, comenzó perdiendo por un rápido gol de Kenwyne Jones a los nueve minutos, y a partir de allí tomó el control del partido pero sin ideas claras.

En la segunda etapa, el técnico Roberto Mancini envió al campo al paraguayo Roque Santa Cruz y el City mejoró un poco, aunque nunca pudo perforar claramente la férrea defensa del Sunderland.

Sin embargo, en una de las últimas jugadas del partido, ya en tiempo de descuento, el centrocampista Adam Johnson tomó un centro pasado y ejecutó de zurda un disparo esquinado que se clavó en el ángulo más lejano del arco local para sellar el empate del City