Baile del futbolista colombiano Pablo Armero causa sensación en Brasil

Los movimientos del lateral izquierdo fueron comparados con los de Shakira.

El inusitado estilo de bailar del lateral colombiano Pablo Armero en la celebración de uno de los cuatro goles de la victoria del Palmeiras 3-4 sobre el Santos ganó el lunes la admiración de los aficionados y medios deportivos brasileños.

El lateral izquierdo del Corinthians Roberto Carlos elogió la celebración del colombiano, dijo que el baile fue "fantástico" y que nunca había visto algo igual.

El programa deportivo Globoesporte le dedicó varios minutos al baile de Armero e incluso lo comparó con los movimientos de su compatriota Shakira.

Los jugadores del Palmeiras, liderados por Armero, respondieron con este baile a las coreografías con las que los jugadores del Santos habían celebrado sus tres primeros goles.

Algunos medios brasileños bautizaron el baile como 'Armeration' en referencia a 'Rebolation', una de las canciones de éxito de este verano, que se baila con una coreografía.

'Armeration' fue uno de los tres términos más buscados hoy en Twitter, mientras que en Youtube ya aparecían hoy algunos montajes del baile con canciones de fondo, una de ellas, 'la Macarena'.

Armero volvió a tener un papel importante en el Palmeiras y fue autor de una asistencia en el segundo gol de su equipo, en este partido del Campeonato Paulista, el más importante de los torneos regionales del país, jugado el domingo.

El Palmeiras remontó un 2-0 adverso y venció a domicilio por 4-3 al Santos, el equipo de moda en Brasil y que venía de derrotar por 10-0 al modesto Naviraiense, en juego de la Copa de Brasil.

Otros dos colombianos, por sus celebraciones, ya habían llamado la atención del público y la prensa deportiva brasileña en los últimos años.

El delantero Martín García, en su corto paso por el Sao Caetano y el Vasco da Gama, dio a conocer en el país de la samba el ritmo caribeño de la Champeta siempre que marcaba un gol.

El también atacante colombiano Wason Rentería, en su paso por el Internacional de Porto Alegre, se hizo famoso al celebrar los goles bailando sobre un solo pie y con un gorro, en homenaje a Sací Pereré, el duende negro mascota del equipo.