Liverpool y Valencia, a cuartos de la Liga de Europa

Juventus y Marsella se despidieron del certamen.

El Liverpool, con dos goles de Fernando Torres, el Valencia, con tres de David Villa, y el Atlético de Madrid, con dos del argentino Sergio "Kun" Agüero, lograron el pase a los cuartos de final de la Liga de Europa (ex Copa UEFA), donde no estarán otros "clásicos" como el Juventus Turín y el Marsella.

Así, en el sorteo del viernes de cuartos de final estarán, pues, dos equipos españoles (Atlético Madrid, Valencia), dos ingleses (Fulham, Liverpool), dos alemanes (Hamburgo y Wolfsburgo), uno belga (Standard Lieja) y uno portugués (Benfica).

El partido más espectacular de la vuelta de los octavos de final, sin duda, se vivió en Bremen, donde Werder y Valencia firmaron un espectacular empate (4-4), que pudo incluso haber sido más abultado a tenor de las numerosas ocasiones tenidas por una y otra parte.

El héroe, sin duda, fue David Villa, autor de tres tantos (m.2, 45 y 66) que dieron vida a un Valencia que se complicó el pase tras ponerse con favorables 0-2, 1-3 y 3-4. Pero el Werder no bajó los brazos y soñó con el pase en varias ocasiones, con 3-3 (m.62) y con un 4-4, obra del peruano Claudio Pizarro, aún con seis minutos por jugar.

La abultada igualada da el pase al Valencia, pues en la ida se habían firmado tablas por un 1-1 y el valor doble de los goles marcados en terreno rival, en caso de igualada final, pasó en su favor.

El Liverpool, del técnico español Rafa Benítez, precisaba remontar ante el Lille el 1-0 que traía el cuadro francés de su casa. Y lo logró con relativa facilidad, pues igualó la eliminatoria pronto, con un gol de penalti anotado por su capitán Steve Gerrard (m.9), y luego apareció el "Niño" Fernando Torres (m.49 y 89) y mató el pase en favor de su equipo.

El otrora potente fútbol italiano se quedó sin representantes en cuartos al caer derrotado el Juventus Turín, que confirmó su pésimo momento, en terreno del Fulham (4-1). Y ello pese a que se adelantó el equipo turinés con gol del francés David Trezeguet (m.2).

La eliminatoria se ponía netamente favorable al conjunto italiano, que además viajaba con la ventaja de 3-1 obtenida en su estadio. Pero el Fulham se repuso y empató pronto con Bobby Zamora (m.9) y, luego, vio como su rival en el minuto 27 se quedaba en diez, por expulsión de su veterano central Fabio Cannavaro al derribar a un rival que se iba hacía la meta visitante.

El Fulham envió dos balones a los palos de la portería juventina, pero el 2-1 llegaría sólo a seis minutos del descanso, con Zoltan Gera. El propio jugador húngaro (m.49) ya igualó la eliminatoria con un tanto de penalti por mano del brasileño Diego.

El conjunto inglés tuvo que esperar al minuto 82 para el 4-1, obra de Clint Sampsey (m.82), pero antes había dispuesto de un par de buenas oportunidades para lograrlo. En los minutos finales, además, el Juventus se quedó en diez por expulsión de Jonathan Zebina (m.90).

Un gol del joven brasileño Aland Kardec, en el minuto 91, dio el triunfo al Benfica en terreno del Olympique Marsella (1-2), y el pase a cuartos habida cuenta el empate de la ida (1-1).

La vuelta se puso con color francés a los 70 minutos de juego, al marcar Mamadou Niang un 1-0 que acercaba aún más a cuartos al equipo francés, que ya le bastaba el empate sin goles

Pero el uruguayo Maximilian Pereira igualó la eliminatoria (m.75) y, en el 91, Alan Kardec, que apenas llevaba cinco minutos sobre el terreno de juego, puso el 1-2 que decantaba las cosas en favor de un Benfica donde el centrocampista español Javi García completó un buen partido.

El Standard de Lieja, que ya había ganado en la ida en terreno griego (1-3), reforzó su pase volviendo a derrotar, esta vez en casa, al Panathinaikos, por 1-0, merced a un tanto de su delantero Dieumerci Mbokani (m.45).

Un gol en el último minuto de la prórroga dio el pase al Wolfsburgo ante el Rubin Kazan (2-1), en partido que había concluido en sus primeros noventa minutos con el mismo resultado que la ida (1-1).

En la prórroga, con el Rubin Kazan en diez, por doble tarjeta amarilla de español César Navas, fue Christian Gentner (m.119) quien puso el 2-1 en el marcador y clasificó a su equipo.

El Panathinaikos domino la segunda parte, pero no pudo ni siquiera empatar el partido ante un rival que controló siempre la eliminatoria.

Victoria insuficiente del Anderlecht sobre el Hamburgo (4-3), pues los alemanes llegaban con un favorable 3-1 de la ida. La clasificación sólo peligro con el 4-2 (m.66)

Temas relacionados