Arrancan los cuartos de final de la Champions League

Este martes Manchester United visita al Bayern Munich, mientras Lyon recibe al Bordeaux en el duelo francés.

Manchester United espera revivir el duelo de 1999 antes que cualquiera de sus otros enfrentamientos ante el Bayern Munich de Alemania cuando ambos se midan el martes en uno de los partidos de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

Aquel choque en 1999, cuando el United anotó dos goles en tiempo de descuento para lograr un épico triunfo 2-1, es una de las recientes finales que se revivirán en cuartos de final, ya que Arsenal de Inglaterra y Barcelona de España rememorarán el encuentro que decidió el título en el 2006.

El inspirado Inter de Milán que dirige José Mourinho recibirá el miércoles al CSKA de Moscú en otra de las series, en tanto la jornada tendrá además el martes un duelo francés entre Olympique Lyon y Girondins Bordeaux, en una intrigante fase que por primera vez desde la temporada 1998/99 cuenta con representantes de seis países diferentes.

Lyon viene de eliminar al ex campeón Real Madrid, que estará mirando las series por televisión por sexto año consecutivo, y también al Liverpool inglés. Aunque la agónica victoria lograda por el United en el estadio Camp Nou hace 11 años está guardada en la memoria, sus otros resultados ante el Bayern no son tan buenos: cuatro empates y dos derrotas en seis partidos, incluyendo cuatro desde aquel 1999.

“La historia de enfrentamientos con Bayern en series europeas dice que va a ser muy difícil para nosotros”, dijo el técnico del United, Alex Ferguson. Por su parte, el presidente del club bávaro, Karl-Heinz Rummenigge, expresó: “Desde la final de 1999, jugar con el United siempre ha sido una gran amenaza. Este duelo tiene historia, por eso estoy esperándolo con ansias”.

Bayern podría no tener a su mejor jugador para el choque con el United, ya que el holandés Arjen Robben sufrió una lesión de gemelo el sábado en la derrota 2-1 ante el Stuttgart. Arsenal deberá buscar la manera de detener al intratable Lionel Messi si pretende superar al Barcelona, que no tendrá en cancha al lesionado Andrés Iniesta.

Arsenal podría aprender la lección del Osasuna y el Real Mallorca, que evitaron que el argentino Messi convirtiera en la última semana, aunque no lograron impedir la derrota frente al campeón español y europeo. El entrenador de los “Gunners”, Arsene Wenger, descartó realizar una marca personal a Messi, quien anotó dos tripletes de goles consecutivos en la liga doméstica este mes, así como otros dos tantos en la victoria 4-0 sobre el Stuttgart en la ronda anterior del certamen continental.

El ganador de la serie entre Arsenal y Barcelona enfrentará al vencedor del duelo Inter-CSKA, con un líder de la Serie A italiana con tintes sudamericanos, ya que viene de dejar en el camino al Chelsea con cuatro argentinos y otros cuatro brasileños en la cancha. Con Inter como favorito, el rol restante no le disgusta al conjunto ruso, ya que eliminó al Sevilla en octavos en esa condición y dejó atrás al campeón alemán Wolfsburgo en la fase de grupos.

En tanto, el único país que tiene asegurado un representante en semis es Francia, algo que sucederá por primera vez desde que el Monaco lo hiciera en el 2004. El Lyon nunca ha llegado a estar entre los mejores cuatro de la Liga de Campeones, mientras que el Bordeaux alcanzó las semifinales de la antigua Copa de Europa en 1985.

Después de haber conquistado siete títulos consecutivos de la liga francesa antes de perder su reinado ante Bordeaux, Lyon, con los argentinos Lisandro López y César Delgado a la cabeza, todavía tiene pendiente el reconocimiento continental. “No estamos jugando contra el Bordeaux, estamos jugando contra nosotros mismos”, dijo el prometedor arquero del Lyon Hugo Lloris.