Atlético de Madrid no le pierde pisada al Barcelona

El equipo colchonero goleó este domingo 5-0 al Betis.

El Atlético de Madrid respondió a la victoria del Barcelona, líder de la Liga española, en el clásico contra el Real Madrid con un triunfo ante el Betis (5-0), con un tanto relámpago del joven Oliver Torres a los trece segundos y una goleada que permitió a David Villa reencontrarse consigo mismo.

El canterano rojiblanco, a los trece segundos, logró el gol más rápido en la historia del club y de la temporada en la Liga y encauzó una victoria que permite al cuadro del argentino Diego Pablo Simeone olvidar el tropiezo en Cornellá ante el Espanyol y seguir a dos puntos del Barcelona.

Antes de iniciarse el fin de semana el Atlético tenía opciones de convertirse en el nuevo líder. Hubiera necesitado la victoria del Real Madrid en el Camp Nou y luego ganar al Betis. La primera premisa no se cumplió porque el brasileño Neymar y el chileno Alexis Sánchez acabaron con la resistencia del conjunto del italiano Carlo Ancelotti, que vuelve a descolgarse del dúo cabecero tras perder 2-1.

Sin tiempo para que muchos seguidores ocupasen sus localidades en el Vicente Calderón, Oliver Torres, el nuevo 'niño' de la afición atlética, selló su titularidad y pasó a la historia con su tempranero tanto a pase de Koke Resurrección.

Castigó a un Betis que necesitaba los puntos pero que sigue en la zona de descenso víctima de un Atlético que continúa empeñado en ser alternativa al Barcelona.

Además, David Villa se reencontró con el gol tras un mes y medio, y lo hizo por partida doble (m.53 y 57). Lo necesitaba el 'Guaje'. Sentenció el compromiso y, en pleno desastre bético, el hispano brasileño Diego Costa aprovechó para alejarse de Leo Messi y Cristiano Ronaldo en la tabla de artilleros. Al final Gabi Fernández puso la guinda al festival que se abrió en la primera jugada y se cerró en la última.

El Villarreal consolidó su cuarto puesto y su plaza de 'Champions' al llevarse el duelo autonómico ante el Valencia con una autoridad incontestable, por 4-1, resultado que refleja el nuevo parón experimentado por el cuadro del serbio Miroslav Djukic, quien admitió que es "un palo muy duro".

El nigeriano Ikechukwu Uche (m.17) y el paraguayo Hernán Pérez (m.22) reflejaron en el marcador el dominio del conjunto de Marcelino García Toral, que en el segundo tiempo echó mano de la magia del mexicano Giovani dos Santos (falló un penalti antes de completar un doblete, m.60 y 84), con lo que hizo inútil el intento de reacción de los valencianistas, que salvaron el honor gracias al luso Ricardo Costa (m.63).

La Real Sociedad y el Sevilla mantuvieron su progresión a costa de los otros dos equipos que completan la zona de descenso, el colista Almería y el penúltimo Osasuna.

El conjunto de Jagoba Arrasate, aún dolido por su derrota europea en Old Trafford, se desembarazó de un Almería que, como su técnico, Francisco, queda herido.

Sin hacer nada del otro mundo, la Real Sociedad goleó (3-0) a un flojo Almería con un doblete del francés Antoine Griezmann y una diana de José Ángel.

El Sevilla ganó en el encuentro del mediodía al Osasuna por 2-1, un partido marcado por la expulsión en el minuto 34 del visitante Damiá Abella. De nuevo el cuadro de Unai Emery mostró notables deficiencias, pero amarró la victoria.

Los sevillistas acumulan cinco encuentros sin perder (tres victorias y dos empates), con lo que están igualados en la mitad de la tabla con trece puntos con la Real Sociedad y el Valencia, justo tras el Espanyol del mexicano Javier Aguirre, que cayó el sábado por 3-0 en el campo del Levante, séptimo y a las puertas de Europa.

El croata Ivan Rakitic volvió a ser de lo mejor del conjunto andaluz y abrió la cuenta a los diez minutos del segundo periodo. El joven Jairo puso más tierra de por medio, pero el Sevilla no supo cerrar el encuentro y al final Oriol Riera acortó distancias y dio algo de emoción al duelo.

La décima jornada se completará mañana, lunes, con el encuentro Getafe-Athletic, un duelo en la zona de la Liga Europa con un conjunto madrileño lanzado que busca su quinta victoria.