Atlético de Madrid recibe su trofeo de Liga 105 días después

El equipo colchonero recibió este sábado el trofeo que le acredita como campeón de la Liga BBVA 2013-14.

AFP

Atlético de Madrid recibió este sábado el trofeo que le acredita como campeón de la Liga 2013-14 en la previa de su primer encuentro como local de la nueva temporada ante el Eibar en el Estadio Vicente Calderón, una copa que llega a los colchoneros 105 días después de obtener el título.

Más de tres meses después del empate 1-1 en el Camp Nou que certificó el título para el Atlético de Madrid, los rojiblancos pudieron levantar la que es la décima Liga de la institución madrileña, lograda en la 'final' de Barcelona, en la que se enfrentaron los dos equipos que se disputaban el título en la última jornada.

Arropados por unos 45.000 espectadores que acudieron al Calderón en el primer compromiso liguero del Atlético como local, los jugadores de Diego Pablo Simeone recibieron el trofeo de campeones.

La copa fue recogida por los capitanes Gabi Fernández, el uruguayo Diego Godín y Raúl García de las manos del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel Villar, en el palco de honor del Vicente Calderón. Después, los tres capitanes bajaron con el trofeo al campo, donde les esperaban haciendo pasillo los jugadores de Atlético y Eibar.

El Atlético fue campeón la pasada jornada con 90 puntos, tres más que Barcelona y Real Madrid, 28 partidos ganados, 6 empates y tan solo cuatro derrotas (todas como visitante: Espanyol, Almería, Osasuna y Levante).

La escuadra de Simeone hizo 77 goles en Liga. De ellos, 27 fueron de Diego Costa, 13 de David Villa, 9 de Raúl García, 6 de Koke y 4 del uruguayo Diego Godín, autor del gol que dio el campeonato a los rojiblancos al rematar al fondo de las redes del meta barcelonista Pinto un saque de esquina en el minuto 49.

Los rojiblancos tan solo encajaron 26 goles en 38 partidos, una media de 0,68 goles por encuentro. Una marca sustentada principalmente por el meta belga Thibaut Courtois, que solo recibió 24 tantos en 37 partidos como titular, mientras que los otros dos goles fueron recibidos por el suplente Daniel Aranzubía.

De los jugadores que fueron convocados en el Camp Nou, ya no están en la disciplina del Atlético ocho futbolistas, cuatro de ellos titulares en aquella 'final' liguera decidida por el calendario y certificada por la competición.

Entre los titulares aquel 17 de mayo ya no están el portero belga Thibaut Courtois, retornado al Chelsea tras cesión; el defensor brasileño Filipe Luis y el delantero Diego Costa, también al club londinense; y el asturiano David Villa, que tendrá su primera experiencia en la liga estadounidense en el New York City.

Tampoco es ya rojiblanco el jugador que sustituyó a Diego Costa a los 17 minutos por la lesión del ariete rojiblanco: Adrián López, que marchó al Oporto que entrena el español Julen Lopetegui.

El argentino Emiliano Sosa, que volvió al Metalist ucraniano; el brasileño Diego Ribas, que regresó al Wolfsburgo alemán y después fue al Fenerbahce turco; y el portero Daniel Aranzubía, actualmente sin equipo; son las otras bajas respecto a la plantilla campeona.

Sin embargo, este Atlético no ha dejado de reforzarse, con ocho fichajes hasta el momento para su primera plantilla. Estos son los guardametas Miguel Ángel Moyá y el esloveno Jan Oblak; los defensores Jesús Gámez, el brasileño Guilherme Siqueira y el argentino Cristian Ansaldi; y los delanteros croata Mario Mandzukic, el francés Antoine Griezmann y el mexicano Raúl Jiménez.

De ellos, Moyá en la portería, Siqueira en el lateral izquierdo y Mandzukic y Griezmann en la delantera fueron titulares ante el Eibar, escoltados por el núcleo de la defensa (Juanfran, Miranda y Godín) y el centro del campo (Koke, Gabi, Mario y Raúl García) que hicieron campeón al Atlético.