Atlético vs. Real Madrid, un clásico con sabor a revancha

A partir de la 1:45 p.m. de este martes los dos equipos de la capital española reeditarán la final de la Liga de Campeones de la temporada pasada. El colombiano James Rodríguez será inicialista.

EFE
Con el protagonismo del colombiano James Rodríguez, la Liga de Campeones de Europa vivirá este uno de los duelos más esperados. Atlético y Real Madrid reeditarán en el estadio Vicente Calderón la final de la temporada pasada en el partido de ida de los cuartos de final, cuyo juego de vuelta se disputará dentro de 15 días en el Santiago Bernabéu. Será el séptimo enfrentamiento entre los dos equipos de la capital española en lo que va de la campaña 20014-2015.
 
Para el Atlético será una revancha en el torneo continental. A sus jugadores, cuerpo técnico e hinchas todavía les duele la derrota en la final de Lisboa, el 24 de mayo pasado. Para el Real revancha también, pero por la reciente supremacía de los colchoneros, que hasta los golearon 4-0 en su más reciente choque.
 
Los blancos no han vencido en  ninguno de los seis derbis disputados de esta temporada. Ni en la Supercopa de España, ganada por el Atlético con un 1-1 en el Santiago Bernabéu y un 1-0 en el Vicente Calderón, ni en la Liga, con triunfos rojiblancos, ni en la Copa del Rey, con el pase del equipo del argentino Diego Simeone.
 
En los últimos tres años, en la era de Diego Simeone con los rojiblancos, el clásico se ha transformado de nuevo en un duelo de máxima transcendencia en cada enfrentamiento. En las dos reciente temporadas han jugado dos finales entre sí y se han disputado la Liga, siempre entre la pasión, la tensión y la intensidad.
 
Ahora, el actual campeón de Liga (Atlético) y el de la Liga de Campeones (Real) repiten reto en los cuartos de final del máximo torneo europeo, con el primer asalto en un Vicente Calderón abarrotado en las gradas y repleto de talento, fútbol, potencia y capacidad goleadora por los protagonistas del encuentro sobre el césped. Eso sin contar a cientos de millones  deamantes del fútbol que seguirán el partido por televisión.
 
Desde la portería, con Jan Oblak e Iker Casillas, y la defensa, con Diego Godín o Joao Miranda frente a Pepe, Sergio Ramos o Marcelo, hasta el medio campo, con Koke Resurrección, Arda Turan, Tiago Mendes, Gabi Fernández, Toni Kroos, James Rodríguez, Luka Modric o Isco Alarcón, y la delantera, con los visitantes Cristiano Ronaldo, Karim Benzema o Gareth Bale y los locales Antoine Griezmann, Mario Mandzukic o Fernando Torres en el conjunto local.
 
El Atlético, ganador en sus cuatro duelos en casa de esta temporada en la Liga de Campeones, no ha perdido ninguno de sus ocho últimos encuentros oficiales y sólo ha recibido un gol como local en los últimos dos meses y medio. El Real acude al Vicente Calderón tras hacer un examen de conciencia en el cambio de dinámica de un derbi que ha pasado de ser de claro color blanco a rojiblanco. Con la final de 'la décima' en el recuerdo pero el deseo de poner punto y final en el presente, a una tendencia derrotista ante el vecino, un rival que le tiene tomada la medida y ante el que no encuentra soluciones.
 
El técnico Carlo Ancelotti encara una oportunidad de silenciar a sus críticos y ganarse argumentos para su continuidad. Por el club corre como la pólvora la leyenda de que no cumple ante los grandes y la cita tiene la magnitud suficiente como para reivindicar su figura. Tendrá que superar al fin el pulso táctico con Simeone, asegurando públicamente que no debe inventar nada para ello, restando importancia a los sistemas, convirtiéndolos en temas de números, pero consciente de la importancia que tiene situar cuatro futbolistas en el centro del campo para no perder una nueva batalla.
 
Con el galés Gareth Bale recuperado de su sobrecarga y el golpe que arrastraba en el pie izquierdo, el equipo titular de Ancelotti sale de carrerilla a cualquier aficionado al fútbol. Empuja a Isco Alarcón al banquillo, el futbolista que mantuvo al Madrid buena parte de la temporada, que desarrolló una nueva faceta en su juego trabajando como el que más en aspecto defensivo y al que el regreso en momento dulce del colombiano James Rodríguez ha perjudicado.
 
Aunque Ancelotti apostase por pasar a cuatro en el centro del campo, como hizo en el Camp Nou, Bale será titular. Es indiscutible y tendrá que colaborar en labores defensivas. El técnico madridista quiere un equipo junto, líneas sin metros de separación y sobre todo "coraje" y "actitud". El 4-0 del último precedente aún escuece.
 
En un momento clave de la temporada y una eliminatoria que la marcará para uno de los clubes, toda la plantilla merengue está disponible. Llega con más minutos en las piernas el once del Real en la temporada pero con más descanso reciente.