Bayer Leverkusen goleó a un Mónaco sin Falcao

El equipo alemán se clasificó en la segunda posición del grupo E de la Liga de Campeones.

Wendell celebra un gol ante el Mónaco en la sexta jornada de la Liga de Campeones. Foto: AFP

El Bayer Leverkusen goleó este miércoles por 3-0 al Monaco en un partido que sólo tenía un valor estadístico, con los dos equipos ya clasificados a octavos de final de la Liga de Campeones de fútbol y con las posiciones del grupo ya definidas.

Los equipos, que no se jugaban nada, hicieron muchas rotaciones en su formación inicial, en comparación con el último partido de sus respectivas ligas.

El Monaco, con el primer lugar del grupo asegurado, hizo nueve cambios, en comparación con el equipo que goleó al Bastia por 5-0. El Leverkusen, ya clasificado a octavos como segundo de grupo, hizo cinco.

El Leverkusen salió con mayor claridad ofensiva y tuvo las mejores llegadas, En el 13, el meta del Monaco, De Sanctis, tuvo que salir de su área para anticipar a Julian Brandt en una jugada de contragolpe.

En el 15, De Sanctis logró interceptar un centro de Brandt desde la derecha que buscaba a Javier "Chicharito" Hernández.

En el 29 "Chicharito" tuvo una ocasión clara, a centro de Brandt, pero remató desde corta distancia contra el cuerpo de De Sanctis.

Un minuto después la resistencia del Monaco fue vencida con un disparo desde fuera del área de Vladen Yurchenko que se metió por toda la escuadra.

La tónica del partido siguió siendo la misma y al comienzo de la segunda parte -en el minuto 48- llegó el segundo tanto para el equipo de las aspirinas por intermedio de Brandt.

La jugada se inició con una recuperación de balón de Baumgartlinger que cedió inmediatamente para Hakan Calhanoglu que se asoció con Brandt para que este último definiera dentro del área.

En el 83 vino el tercero, con penalti convertido por Wendell y que se había producido por falta contra Robin Kruse. El penalti entró a la portería de una manera curiosa pues la pelota, tras rebotar contra el larguero, pegó en el culo de De Sanctis para irse al fondo de la red.

Incidencias: partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en la BayArena de Leverkusen ante 21.2928 espectadores.