Blatter, el político

Un exempleado de la FIFA le contó a Ladislao Moñino, periodista del diario El País de España, cuál fue la estrategia de trabajo de Joseph Blatter para ser reelegido en 2002 como presidente de la FIFA.

AFP

 Esta no es la primera vez que la popularidad de Joseph Blatter está en entredicho. Después de cumplir su primer periodo como presidente de la FIFA, el funcionario fue duramente cuestionado por los primeros escándalos de corrupción que dio a conocer el exsecretario general, Michel Zen Ruffinen. La denuncia debilitó sucampaña para ser reelegido y para evitar daños mayores, desde el programa 'Goal', Blatter construyó una estrategia para conseguir los votos que tanto necesitaba.

Desde su creación en 1999, la iniciativa con el nombre del gol tenía como objetivo expandir el fútbol por todo el mundo, especialmente en países con bajos recursos. Para lograrlo, explica el periodista del periódico español El País, Ladislao J. Moñino, "la FIFA ha distribuido más de 200 millones de euros entre sus 209 asociaciones que no siempre han sido bien empleados, como demuestran las denuncias por malversación existentes desde su puesta en marcha".

Sin embargo, para que 'Goal' llegara a países como Honduras, Guatemala, El Salvador, Panamá, Gabón o Namibia, algo debían ofrecer a cambio las federaciones locales. Por eso, el exsecretario de la FIFA aseguró que el programa era usado y abusado por parte del presidente Blatter como un medio para sacarle provecho a diferentes consejeros y para hacer campaña.

Asímismo, un exempleado de la polémica FIFA le contó al periodista de El País Ladislao Moñino que su labor era la de tantear el terreno en los diferentes países y así saber qué necesitaban. Además, el trabajador, quien pidió reservar su identidad, explicó que lo que normalmente pedían eran oficinas para sus sedes, canchas sintéticas, instalaciones y computadores. “Cuando Blatter llegaba, ya sabía cuáles eran las necesidades de cada federación y cómo respiraban sus presidentes, si estaban contentos o si estaban enfadados”, le cuenta al periodista.

"Ruffinen denunció que el orden de prioridades en las visitas de Blatter, basado sobre el análisis de las necesidades de los países, fue modificado por el presidente y convertido para satisfacer su calendario de desplazamientos y así permitirle anunciar a cada país visitado que había sido seleccionado para el programa Goal", concluye Moñino quien además resalta el hecho de que Blatter, sin importar su malas rachas de popularidad, ha sido reelegido en dos ocasiones, la más reciente el 29 de mayo pasado en medio de la crisis por el mayor escándalo de corrupción que ha afrontado la FIFA.

Vea el artículo original aquí