Boca Juniors demandará a hinchas que tiraron gas pimienta a jugadores de River

Según el diario Clarín, de Buenos Aires, el club xeneize argumentará daños y perjuicios ocasionados por 16 barras bravas, tres de ellos menores de edad.

Hinchas de Boca durante el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores. Foto: EFE

Durante la semana que siguió a los incidentes del último Superclásico del fútbol argentino, entre Boca Juniors y River Plate, por los octavos de final de la Copa Bridgestone Libertadores de América, la dirigencia xeneize advirtió que tomaría las medidas correspondientes con los responsables del hecho. Luego de haber identificado a los agresores y a sus colaboradores, el club planea dar otro paso: prepara una demanda por 70 millones de pesos argentinos, unos ocho millones de dólares, por conceptos de daños y perjuicios. También buscará expulsarlos del club.

De acuerdo con el periódico, el club xeneize tiene los nombres de 16 socios involucrados en la agresión a los jugadores de River que derivó en la suspensión del encuentro de vuelta de octavos de final del torneo continental. Boca ya había informado los nombres de once personas. De los otros cinco, según pudo averiguar Clarín, tres son menores de edad.

La dirigencia ya avisó que expulsará del club a los socios mayores involucrados. De todas formas, el proceso por el cual 13 miembros perderán su lugar en la institución comenzará recién en junio, con la próxima asamblea.

Al margen de esto, el club prepara una demanda penal y civil por daños y perjuicios. La misma se hará efectiva luego de completar la recopilación de pruebas que permitan recrear los incidentes y dejar en evidencia las vinculaciones entre los distintos socios responsables, que según se conoce son: Adrián Napolitano, Federico Blanco, Diego Blas Biglia, Marcelo Alejandro Cáceres, Ernesto Ariel Rossi, Rodrigo Polimeni, Jerónimo Molteni, Diego Salvador Migliorisi y Sergio Amor.
River había ganado en su estadio el partido de ida de la llave ante Boca, que el jueves 14 de mayo necesitaba darle la vuelta al resultado en La Bombonera para avanzar a cuartos de final de la Libertadores. Luego de un discreto primer tiempo, el juego iba 1-1 y varios jugadores del equipo millonario, entre ellos Ramiro Funes Mori y Leonardo Ponzio, fueron agredidos en el túnel que conduce a los vestuarios con una especial de gas pimienta, que les ocasionó dolor e inflamación inmediata en rostro, cuello y espalda.

El partido se suspendió, tras casi una hora de espera, y la Confederación Suramericana de Fútbol decidió expulsar a Boca del torneo y multarlo con US$250.000 dólares, además de una sanción a su estadio, razón por la cual River avanzó a cuartos de la Libertadores de América.