"Brasil, Alemania y España son los favoritos a Mundial 2014": Ronaldo

El exjugador brasileño también afirmó que a lo largo de su carrera deportiva la liga inglesa también quiso haberla jugado.

Ronaldo Nazario, mítico goleador de la selección brasileña.Archivo El Espectador

El exjugador, mítico goleador de la selección brasileña, también consideró que Brasil, Alemania y España son las favoritas para el Mundial Brasil 2014.

"España y Alemania siguen siendo candidatas, pero Brasil también demostró una fuerza grande y jugará en casa. En orden diría que los favoritos son Brasil, Alemania y España. Así", comentó Ronaldo en declaraciones a FIFA.com.

Ronaldo justifica su preferencia por Brasil al señalar que "el equipo dio una muestra del potencial que tiene" en la reciente Copa Confederaciones, donde ganó en la final a una España vigente campeona mundial.

"Con tiempo para entrenarse, Brasil mejora mucho su juego. Alimentó mucho la esperanza de los brasileños de ganar la Copa del Mundo en casa. Tenemos muchas posibilidades", añadió.

En Brasil 2014, Ronaldo podría ver como el delantero alemán Miroslav Klose le podría arrebatar la marca de máximo goleador de la historia de la cita mundialista ya que está a un gol de igualarle.

"Creo que en el fútbol los récords existen para ser quebrados. No me preocupa esa posibilidad, algún día alguien lo superará. Mi historia fue hecha con muchos goles y eso él no lo puede borrar. Mi historia, mis 15 goles, no pueden ser borrados. Si mete más goles que yo lo felicitaré, lo admiraré por eso. Pero los míos, mi historia, no la puede quitar", señaló al respecto.

Pero antes de pensar en lo que podría pasar en el futuro, Ronaldo recuerda el pasado; uno inicios que le llevarían a ser considerado uno de los "grandes" futbolistas de todos los tiempos.

"Me acuerdo perfectamente de todo en mi carrera, desde el inicio. Cómo era esa sensación de crecer y convertirme en un futbolista profesional en Cruzeiro. Siempre soñé con ser jugador de fútbol profesional, por lo que fue una emoción muy grande el darme cuenta de que estaba sucediendo. ¡Fue mágico! Me temblaban las piernas, los brazos, las manos. Luego empezó el partido y ya me tranquilicé", comentó sobre sus inicios.