Brasil definió en el segundo tiempo su encuentro contra Francia

Brasil no le ganaba a Francia desde 1992 en París.

Foto: AFP
Foto: AFP

La selección brasileña venció a su similar de Francia por 3-0 en el último amistoso de preparación para la Copa Confederaciones, que arranca en menos de una semana. En el Arena Gremio de Porto Alegre, Oscar abrió el marcador a los 54, Hernanes marcó el 2-0 a los 85 y Lucas, de penal, sentenció la goleada a los 92.

Brasil no le ganaba a Francia desde 1992 en París. En ese ayuno se cuentan las derrotas en la final del Mundial Francia-1998 por 3-0 y el 1-0 en Alemania-2006. Es además el primer triunfo a un campeón del mundo desde 2009, cuando venció a Inglaterra en Doha 1-0.

La próxima actuación de Brasil es el próximo sábado contra Japón en el partido de apertura de la Copa Confederaciones en Brasilia.

Un equipo sin creatividad, errático y sin inteligencia fue lo que mostró la 'seleçao' de Luiz Felipe Scolari en el primer tiempo, en el que pese a tener mayor posesión del balón, tuvo serios problemas en el área para finalizar. Y a diferencia del primer tiempo del Brasil-Inglaterra, la semana pasada en el Maracaná de Rio de Janeiro, el equipo se mostró desorganizado y Oscar, el cerebro creativo del equipo y esta vez más en el medio, tuvo una actuación tímida en los primeros 45.

Ya en el segundo tiempo, Brasil salió mejor, jugando con más armonía y temple. La presión dio sus frutos y nueve minutos después del pitazo llegó el gol. Fred llegó por la izquierda y centró a Oscar que bañó al zaguero y anotó el primero de Brasil solo frente arco en la salida del portero Lloris.

El segundo casi llega a los 20 del segundo tiempo con centro de Daniel Alves al área que Fred finalizó con peligro. En el rebote, Lloris se anticipa a Neymar y protege el balón. Con la presión, Francia se cerró atrás y apostó en las jugadas de contraataque.

Oscar salió poco después del gol. Scolari lo está cuidando porque es el jugador de la selección que más partidos jugó esta temporada. Lucas, que conoce bien los franceses por jugar en el Paris Saint-Germain, arrancó en el banco de reservas y entró en el segundo tiempo y participó del segundo gol.

En jugada de contraataque llegó el segundo. Paulinho se apoyó con Lucas para que este centrara a Neymar, que dejó el balón para que Hernanes la mandara al fondo de la red. Y para cerrar con broche de oro, tres minutos antes de finalizar el partido, una falta en el área sobre Marcelo que fue cobrada por Lucas con cabeza fría para colocar el 3-0 y el respiro de los brasileños.