Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 1 hora

Brasil, a seguir mejorando

Brasil saldrá este miércoles al estadio Citrus Bowl de Orlando para enfrentar a Haití (6:30 p.m., Gol Caracol), en busca de tres puntos que lo dejen cerca de la clasificación a los cuartos de final de esta Copa América Centenario.

Dunga, el entrenador de la selección de Brasil. / EFE
Dunga, el entrenador de la selección de Brasil. / EFE

El primer juego ante el seleccionado ecuatoriano dejó un sabor agridulce dentro de la delegación brasileña pues, antes del debut, el técnico Dunga había recibido muchas críticas por el funcionamiento que había mostrado el equipo en los juegos previos. Pero en los primeros 90 minutos de competencia en esta Copa América, el juego de la selección dejó un poco más de tranquilidad y se empezó a ver un estilo más acorde a la tradición brasileña.

Neymar es la gran ausencia de Brasil en esta Copa América. El jugador del Barcelona se perdió esta edición del torneo de selecciones más antiguo del mundo, porque estará en los Juegos Olímpicos de Río 2016 e intentará conseguir el único título que le falta a la verdeamarelha: la medalla de oro en las justas deportivas. Además, el brasileño se enfrenta a problemas de tipo judicial. Podría seguir los pasos de su compañero Lionel Messi, procesado la semana pasada, después de que la fiscalía española lo acusara de engañar a un fondo brasileño durante su traspaso al club catalán.

El jugador de 24 años y su padre fueron denunciados por el fondo de inversión brasileño DIS, que poseía un 40 % de sus derechos deportivos cuando jugaba en el Santos y se considera perjudicado por la forma como se desarrolló el traspaso. Y ayer, la fiscalía de la Audiencia Nacional en Madrid, encargada de las grandes causas económicas, se mostró de acuerdo con DIS y pidió juzgar a Neymar y a su padre, acusándolos de corrupción en los negocios.

Al no estar Neymar en la cancha, la responsabilidad de asumir el comando dentro del equipo quedó en los pies de Paulo Ganso, volante del São Paulo que se perdió el primer partido por una lesión, pero que ya está a disposición del cuerpo técnico.

Con él en la cancha, el técnico Dunga espera seguir demostrando mejorías y poner a Brasil dentro del grupo de candidatos a la levantar la Copa el próximo 26 de junio en Nueva York.