Brasil tiene lista infraestructura para transmisión de juegos del Mundial por TV

Así lo aseguró el ministro de comunicaciones Paulo Bernardo, de acuerdo con la exigencia de Fifa.

Brasil, que recibe en menos de dos meses la Copa del Mundo, tiene asegurada la infraestructura para la transmisión de los juegos por TV, de acuerdo con la exigencia de la FIFA, dijo este lunes el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo.

Para tal fin, entre otras cosas, se construyó una red de fibra óptica avaluada en 200 millones de reales (unos 90 millones de dólares), duplicada y de alta capacidad, que enlaza las doce ciudades sede.

"La Copa anticipó las inversiones en la construcción de infraestructura de telecomunicaciones en unos cuatro años", explicó el ministro en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros.

Comentó que son dos líneas independientes en todos los estadios, con una capacidad gigantesca y que difícilmente se utilizará un tercio de la capacidad instalada.

"La apertura de la Copa (12 de junio) tiene una previsión de 500 millones de espectadores (por TV), y la clausura (13 de julio) unos 1.000 millones", explicó.

Luego, esa infraestructura quedará para ser usada en incrementar el acceso a internet en Brasil, con la venta de puntos para pequeños proveedores que atiendan zonas donde las operadoras grandes no invierten.

Las redes de fibra óptica quedaron listas el año pasado en las ciudades que fueron sede de la Copa Confederaciones, mientras que en el resto han tenido algunas dificultades debido al retraso en la construcción de los estadios, especialmente en Sao Paulo y Curitiba.

"Pero todo está siendo superado para garantizar la transmisión de los juegos", explicó Bernardo.

Brasil organiza su segundo Mundial luego del de 1950 y está en una carrera contrarreloj para tener a tiempo la infraestructura requerida por la FIFA, principalmente en los estadios.

Respecto de la telefonía e internet, Bernardo explicó que la cobertura dentro de los estadios es responsabilidad de las operadoras privadas, que han realizado inversiones para garantizar la señal.

No obstante, admitió que puede haber saturación de líneas en ocasiones, como suele ocurrir cuando hay aglomeración de usuarios en espectáculos y miles usan el aparato telefónico al mismo tiempo.

Esto puede suceder, además, porque algunos de los estadios no han permitido a las operadoras instalar repetidores de wi-fi, lo que aligeraría la carga de la banda de telefonía dando la opción a usuarios a colgarse de una señal inalámbrica.

Bernardo recordó que el tema de telefonía no es una exigencia FIFA.

Temas relacionados