Brasil y Estados Unidos jugarán la final del torneo internacional de fútbol femenino

Ambos seleccionados definirán el ganador del campeonato que se disputa en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

Andressa Alves marcó el cuarto tanto en la victoria de Brasil 4-1 sobre China. Foto: CBF

Brasil conoció su rival, Estados Unidos, para la final del Torneo internacional de fútbol femenino, un amistoso que se celebra en el estadio mundialista Mane Garrincha de Brasilia.

Con extrema facilidad, Estados Unidos cumplió su papel, goleó a Argentina por 7 a 0 y garantizó un puesto en la final del próximo domingo frente a un fortalecido Brasil, que se impuso 4 a 1 ante China.

Las estadounidenses marcaron 5 goles en el primer tiempo y cerraron el marcador en el inicio de la segunda parte de un partido dominado por Christen Press, autora de 4 tantos, y Carli Lloyd, que balanceó la red en tres ocasiones.

Brasil, que ya había garantizado su billete para la final, volvió a poner de manifiesto su dominio en el torneo -ha vencido los tres encuentros disputados- y deshizo las esperanzas del equipo asiático, que necesitaba de un empate frente a las locales para clasificarse para la final.

Sin la estrella Marta en el campo, Brasil dejó de lado el brillo individual y mostró un equipo consistente, que se impuso gracias a los goles de Darlene; Adressinha, una de las principales jugadoras revelación; Debinha y Andressa Alves.

China, debilitada por la fuerza de Brasil, despertó minutos antes de la final del partido y Ren Guixin marcó el único gol de las asiáticas, pero ya fue tarde y las brasileñas firmaron su plaza como primeras clasificadas, con 9 puntos.

En la final del domingo, Estados Unidos buscará redimirse de la derrota encajada frente a Brasil (3-2) en la anterior ronda y ambos equipos podrán volver a mostrar el particular duelo entre dos de las mejores jugadoras del mundo, la local Marta y la estadounidense Abby Wambach, candidatas este año al Balón de Oro de la FIFA junto con la alemana Nadine Angerer.

Marta ya obtuvo ese premio entre 2006 y 2010 y Wambach lo logró en 2012.

China y Argentina, quien ha perdido por goleada todos los partidos, pelearán el domingo por la tercera posición del torneo, que se juega bajo la modalidad de "todos contra todos".

Temas relacionados