La camiseta del Barcelona, un emblema en el mundo

Las rayas azules y granates, pueden verse por todo el planeta vistiendo a miles de aficionados y se convirtió en símbolo importante para los catalanes desde la dictadura franquista.

El club tiene 182 millones de seguidores en las redes sociales, frente a una población de sólo 7,5 millones de habitantes en Cataluña.AFP

La camiseta del Barcelona, con sus rayas azules y granates, pueden verse por todo el planeta vistiendo a miles de aficionados, al igual que la del Real Madrid, pero también tiene un valor eminentemente simbólico para la identidad catalana.

La difusión de esta camiseta ha ido, sin duda, paralela a los triunfos del equipo, que ha ganado tres Ligas de Campeones en los últimos diez años (2006, 2009, 2011) y podría añadir una más el sábado (20h45 locales, 18h45 GMT), impulsado por talentos como Lionel Messi, Andrés Iniesta o Xavi Hernández.

En marzo, el club afirmaba tener 182 millones de seguidores en las redes sociales, frente a una población de sólo 7,5 millones de habitantes en Cataluña. Esta popularidad mundial se explica por los numerosos aficionados que visten la elástica azulgrana en todo el mundo, ya sea en su versión oficial o la pirateada.

No obstante, la compañía estadounidense Nike no da cifras de ventas de camisetas, afirma el club, lo que impide hacer una comparación con las elásticas del Real Madrid (Adidas) o del Manchester United (Nike), otros pesos pesados planetarios.

Rayas polémicas 

Como aproximación, se puede acudir al presupuesto 2014-2015 del Barça, que prevé 199 millones de euros de ingresos relacionados con el marketing y productos derivados, es decir, más de un tercio de sus 539 millones de euros de ingresos.

Pero, más allá de su valor contable, la elástica azulgrana también es un símbolo importante para los catalanes, que hicieron del Barcelona "una manera indirecta de manifestar la catalanidad" bajo la dictadura franquista (1939-1975), según Carles Santacana, doctor en historia contemporánea de la Universidad de Barcelona.

"La 'senyera' (la bandera a rayas rojas y amarillas catalana, ndlr) estuvo prohibida durante 40 años", explicó el historiador a la AFP. "Para muchos, a través de los colores del Barça se proyectaba una bandera y unos colores que estaban prohibidos".

De ahí el afecto de los aficionados barcelonistas por su camiseta blaugrana y de ahí también la polémica surgida en las últimas semanas tras la adopción para la próxima temporada de una camiseta con rayas horizontales y no verticales, una innovación de marketing que es toda una novedad en 115 años de historia del club.

Temas relacionados