Carlos Bacca, la figura del Sevilla que sueña con la Europa League

El miércoles el cuadro Andaluz jugará su segunda final consecutiva en el segundo torneo de clubes más importante de Europa.

Carlos Bacca celebra la victoria de Sevilla contra la Fiorentina. Foto: AFP

Carlos Bacca se ha consolidado en su segunda temporada en el Sevilla como uno de los mejores artilleros de la Liga y espera que una victoria el miércoles en la final de la Europa League le permita ganar puntos para hacerse un hueco en su selección de cara a la Copa América.

El 9 del Sevilla tuvo una gran temporada en el cuadro andaluz. Sus 20 goles en la Liga (quinto mejor artillero del torneo) han servido para que el equipo entrenado por Unai Emery haya acabado en la quinta posición de la Liga con 76 unidades, la máxima puntuación de la historia para el conjunto hispalense en la competición española.

Con otros cinco goles en la Europa League, Bacca ha ayudado al Sevilla a alcanzar la final de la segunda competición continental (miércoles 18h45 GMT en Varsovia ante el Dnipro ucraniano), en la que el equipo andaluz aspira a ganar su cuarto título, el segundo consecutivo tras vencer el año pasado al Benfica en los penales en la final de Turín.

El delantero, nacido en Puerto Colombia hace 28 años, ha logrado mejorar los números de su primera temporada en Sevilla (cuando anotó 21 goles en todas las competiciones) y ha visto relanzada su carrera al punto de ser uno de los atacantes más deseados en Europa.

El jugador aún no sabe si seguirá en el Sánchez Pizjuán la próxima temporada. "El Sevilla es un club vendedor y eso hay que tenerlo presente", admitió recientemente, aunque aclaró después: "Soy feliz aquí y estoy centrado al cien por cien en lo que queda. Todo está en manos de los directivos y del cuerpo técnico si quieren o no contar conmigo".

Viendo el rendimiento del punta y del papel que le reserva Emery como jugador clave de la maquinaria sevillista, el técnico cuenta con él para el futuro, por lo que una eventual marcha del club sería únicamente por motivos económicos.

"Con Emery tengo una grandísima confianza, ha sacado mi mayor rendimiento desde el primer día que llegué. Incluso cuando las cosas no me han salido bien me ha apoyado. Siempre lo dejo todo en manos de Dios, soy feliz en el Sevilla y ojalá el destino diga que seguimos aquí y jugando Champions", insistió.

Lo cierto es que el técnico vasco ha logrado sacar de Bacca un rendimiento en el que pocos podían pensar cuando el Sevilla en el verano de 2013 procedente del Brujas belga, equipo en el que desembarcó en Europa en 2011 cuando abandonó el Júnior de Barranquilla de su país.

- Ganar protagonismo en la selección -

Bacca espera que todos los méritos acumulados esta temporada le permitan tener un mayor protagonismo con su selección en la próxima Copa América, en Chile del 11 de junio al 4 de julio, torneo al que Colombia acudirá con todas sus estrellas con el deseo de repetir el título de 2001, el único de la selección cafetera en el torneo de selecciones más antiguo del mundo.

No obstante, el delantero sevillista no lo tendrá fácil en un equipo con excelentes atacantes y, sobre todo, teniendo en cuenta la decepción personal que sufrió en Brasil-2014.

Pese al gran torneo realizado por el equipo de José Pékerman (cuartofinalista por primera vez en la historia), Bacca entró poco en los planes del técnico argentino, pese a la ausencia del astro Radamel Falcao por lesión, prefiriendo antes a Jackson Martínez o Teófilo Gutiérrez como hombre más adelantado.

El papel de Bacca quedó resumido a 20 minutos en el partido de cuartos de final ante Brasil, cuando la anfitriona ya ganaba por 2-0 y Colombia necesitaba un milagro para clasificarse (el resultado final fue 2-1).

La mala temporada de Falcao en el Manchester United o las reiteradas lesiones de Martínez en el Porto pueden hacer que la confianza de Pékerman en Bacca vaya en aumento para el torneo continental.

El 9 del Sevilla aún puede sumar puntos en la final europea del miércoles.