"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

Chapecoense: campeón eterno

La Conmebol le concedió oficialmente al Chapecoense de Brasil el título de la Copa Sudamericana 2016.

El sábado se realizó el sepelio colectivo de 50 integrantes de la familia del Chapecoense de Brasil.  / AFP
El sábado se realizó el sepelio colectivo de 50 integrantes de la familia del Chapecoense de Brasil. / AFP

La Conmebol proclamó este lunes como campeón de la Copa Sudamericana 2016 al club Chapecoense brasileño, tras el accidente aéreo de la semana pasada que dejó 71 muertos, entre ellos la mayoría de los integrantes del plantel de ese equipo, que debía disputar el juego de ida de la final de ese torneo ante el Nacional de Medellín.

“El consejo de la Conmebol ha tomado la decisión de nombrar a la Associação Chapecoense de Futebol como campeón de la Copa Sudamericana 2016 con todas las prerrogativas deportivas y económicas que ella conlleva”, dijo la entidad en un comunicado.

El campeón recibirá como premio por el título US$2 millones y recaudará en total US$3’925.000, sumando los montos cobrados por cada etapa del torneo.

El accidente se produjo la noche del lunes 28 de noviembre cuando la delegación del modesto equipo brasileño se dirigía a Medellín para jugar ante Atlético Nacional, cuyos directivos habían pedido que la Copa le fuera entregada a su rival.

Por este motivo, la Confederación Suramericana de Fútbol también otorgó al equipo colombiano “el premio Centenario Conmebol al Fair Play, consistente en la suma de US$1millón”.

“Para el organismo no hay mayor muestra del espíritu de paz, comprensión y juego limpio enunciado como objetivo de nuestra entidad que la solidaridad, la consideración y el respeto exhibido por el Club Atlético Nacional de Colombia hacia sus hermanos de la Associação Chapecoense de Futebol de Brasil”, añadió el comunicado.

“Campeones eternos, por el honor y el mérito”, señaló en un tuit el Atlético Nacional tras anunciarse la decisión, que implica que Chapecoense y Nacional se vean las caras en la Recopa como ganadores de la Sudamericana y la Libertadores en 2016.

La escuadra brasileña disputará también la edición 2017 de la Libertadores y la Copa Suruga, contra el campeón de Japón.

El mundo se solidariza

El equipo brasileño, de apenas 43 años de vida y que iba a disputar por primera vez una final continental en su segunda participación, dijo adiós el sábado pasado a los cuerpos sin vida de sus 50 fallecidos, entre los que se encontraban jugadores, miembros del cuerpo técnico y algunos directivos, cuyos cuerpos fueron repatriados desde Colombia.

Decenas de miles de personas se congregaron en varios puntos de Chapecó, en el estado de Santa Catarina, para despedir a sus héroes. Entre los asistentes estaban el presidente de Brasil, Michel Temer; el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, así como el titular de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez.

“Perdimos prácticamente todos nuestros valores. Todo lo que habíamos conseguido, tendremos que empezar de cero”, afirmó el vicepresidente del club, Iván Tozzo.

Sin embargo, innumerables muestras de cariño en todos los estadios del mundo han servido para aliviar un poco el dolor de las víctimas del siniestro y alentar a los seis sobrevivientes.

En el clásico entre Barcelona y Real Madrid, la salida de los jugadores al campo estuvo presidida por una pancarta colocada en el césped en la que se podía leer: “Fuerza Chapecoense”, mientras que en Argentina, River Plate jugó con una camiseta verde con el escudo negro y en las tribunas de La Bombonera, la casa de Boca Juniors, hubo banderas con inscripciones recordatorias y palabras de aliento a las familias de los fallecidos.

El San Lorenzo, el último rival de la Chapecoense en la Copa Sudamericana, jugó con la casaca verde del club brasileño que sus jugadores habían intercambiado en las semifinales del torneo continental, mientras que en los estadios de Medellín, Ibagué, Bogotá y Cali, en los que se jugaron los duelos de vuelta de los cuartos de final de la Liga Águila, también se registraron conmovedores homenajes al ahora campeón de América.