Chelsea y Arsenal buscan sellar su clasificación a octavos en la Champions

El Borussia Dortmund, con bajas, quiere mantenerse con vida en el campeonato continental.

EFE

El Borussia Dortmund, vigente subcampeón de la Liga de Campeones, se juega su futuro en esta competición el martes contra Napoli, en el encuentro más destacado de los que se disputarán en la quinta jornada del torneo europeo.

Tras las cuatro primeras jornadas, el equipo alemán suma seis puntos, tres menos que Napoli y Arsenal, por lo que todo lo que no sea ganar a los italianos eliminaría al Dortmund, ya que cayó derrotado por 2-1 en su visita al San Paolo.

El técnico Jürgen Klopp tendrá muchos problemas para confeccionar un once con el que enfrentarse a los napolitanos, ya que se le acumulan las bajas en defensa.

Los centrales Matts Hummels y el bosnio Neven Subotic están lesionados para varias semanas, al igual que el lateral Marcel Schmelzer, que regresó lesionado del partido internacional que Alemania jugó contra Inglaterra.

Su rival tampoco llega en muchas mejores condiciones. El equipo que entrena el español Rafael Benítez perdió en casa el sábado ante el Parma y se descuelga de la lucha por el Scudetto.

Además, el eslovaco Marek Hamsik, uno de los napolitanos más en forma, se tuvo que retirar lesionado y no jugará el martes.

En el otro encuentro del grupo, el Arsenal podría obtener la clasificación matemática para los octavos si vence al Marsella, que aún no ha sumado ningún punto y ya está eliminado.

El equipo francés, además, no podrá contar para enfrentarse al líder de la Premier League con dos de sus mejores jugadores en ataque, el centrocampista ofensivo Dimitri Payet y el delantero ghanés André Ayew.

El Barcelona, con muchas bajas, ya está clasificado y sólo necesita un punto en su visita al Ajax en Ámsterdam para lograr la primera posición en el grupo H.

Si en septiembre, ambos equipos, dos gigantes del fútbol europeo unidos por la figura de Johan Cruyff, se enfrentaron por primera vez en competición oficial (4-0 a favor de los catalanes), será la primera visita del Barça al Amsterdam Arena.

El Barcelona recupera al centrocampista Xavi, pero en cambio pierde al lateral brasileño Adriano, que se une a las bajas de Lionel Messi, Víctor Valdés, Jordi Alba y Dani Alves, todos ellos lesionados, y del chileno Alexis Sánchez, sancionado.

En el otro partido del grupo H, el Celtic escocés tiene una gran oportunidad de colocarse segundo si derrota en su terreno a un Milan que sigue fatal en el Calcio, después de empatar 1-1 el sábado ante el Génova y quedar a 18 puntos del líder Roma, con un partido más.

El Atlético de Madrid, que suma cuatro victorias en las primeras cuatro jornadas, ya tiene asegurada la primera plaza del grupo G por lo que su visita al Zenit de San Petersburgo se anuncia como un mero trámite, que el técnico Diego Simeone aprovechará para dar descanso a sus jugadores más importantes, como Diego Costa, David Villa y el turco Arda Turan.

Todo lo contrario que el Porto, que necesita una victoria ante el Austria Viena para depender de sí mismo en la última jornada.

En el grupo E, al Chelsea le basta un empate en la cancha del Basilea para asegurarse un puesto entre los 16 mejores equipos de la competición, pero no deberá confiarse ante el equipo suizo, que ya fue capaz de ganar en la primera jornada en Stamford Bridge (2-1).

Tras esa sorprendente derrota, el equipo de José Mourinho reaccionó y ha encadenado tres victorias consecutivas y, en caso de lograr una cuarta en Suiza, se aseguraría además el primer puesto de la llave.

En el otro partido del grupo, el Schalke 04 buscará una victoria en la cancha del Steaua de Bucarest que, combinado con un triunfo del Chelsea también clasificaría a los alemanes.

Cualquier otra combinación, dejaría al Basilea con posibilidades de clasificarse para los octavos de final en la última jornada.