Colombia-Argentina, una historia llena de goles: los máximos artilleros en nuestro país

Desde Alfredo Castillo, goleador del torneo de 1948, pasando por Sergio Galván Rey, el primero en la historia del balompié nacional, hasta Germán Ezequiel Cano, último en llevarse un botín de oro, repasamos todos los gauchos que se cansaron de grita gol.

Alfredo Castillo, Sergio Galván Rey y Germán Cano dejaron su huella en Colombia.

En los 68 años que lleva el campeonato profesional colombiano desde 1948 a la fecha, la lista de los diez goleadores más importantes incluye a cuatro argentinos, cinco colombianos y un uruguayo. Los argentinos son Sergio Galván Rey, Hugo Horacio Lóndero, Osvaldo Marcial Palavecino y Ómar Lorenzo Devanni. Entre los cuatro argentinos suman 837 goles obtenidos en partidos oficiales. El máximo anotador en Colombia en toda su historia es el argentino Sergio Galván Rey con 224 goles. En el año 2004 se nacionalizó como ciudadano colombiano. (Vea también: Los 12 jugadores colombianos que dejaron huella en el fútbol argentino)

Sergio Galván Rey, nacido en la provincia de Tucumán (Argentina), tuvo una corta figuración en el fútbol de su país. Jugó en las reservas del Boca Juniors y en el Concepción Fútbol de su ciudad natal. En 1996 viajó a Colombia y se vinculó con el Once Caldas de Manizales, equipo en el que marcó 171 goles en ocho años. En 2004 pasó brevemente por el fútbol de Estados Unidos, pero retornó a Colombia y hasta 2011 jugó para Nacional, América y Santa Fe, equipos en los que marcó el resto de sus goles oficiales. Fue máximo anotador en las temporadas 1999 y 2007.

El segundo goleador en Colombia es el barranquillero Iván René Valenciano con 217 anotaciones. Pero el tercero y cuarto son dos argentinos. Con 211 goles figura Hugo Horacio Lóndero, quien debutó en Gimnasia y Esgrima de La Plata, pero luego viajó a Colombia, donde jugó durante 12 años. En tres temporadas 1969, 1971 y 1972 fue máximo anotador. Primero jugó con América de Cali, y luego lo hizo con Cúcuta, Nacional, Medellín y Pereira. Se retiró jugando para el Cúcuta, ciudad donde en la actualidad vive. Fue campeón con Atlético Nacional en 1973 y 1976.

Con 204 goles, el cuarto anotador en Colombia es el argentino Osvaldo Marcial Palavecino, quien después de jugar en Vélez, Nueva Chicago y Argentinos Juniors, viajó a Colombia en 1975 a vestir los colores del Caldas de Manizales. En 100 partidos hizo 52 goles, lo que llevó al Atlético Nacional a interesarse por sus servicios. Fue goleador durante dos temporadas, entre 1977 y 1978, en el equipo de Osvaldo Juan Zubeldía. En el equipo verdolaga fue campeón en 1976. Después jugó para Medellín, Santa Fe, Millonarios, Cúcuta y Tolima, donde completó su cuota goleadora en Colombia. (Lea también: Argentina-Colombia: un duelo para medirnos el aceite)

El quinto goleador es el vallecaucano Jorge Ramírez Gallego, con 201 goles, pero el sexto vuelve a ser gaucho: Ómar Lorenzo Devanni, quien alcanzó 198 anotaciones durante su permanencia en el país. Primero jugó con Vélez y Deportivo Morón en su Argentina natal, y en 1963 llegó al país a jugar con Atlético Bucaramanga. Allá jugó un año y el mismo tiempo permaneció después en el Unión Magdalena. Entre 1965 y 1968 estuvo en Santa Fe, donde salió campeón en 1966. Terminó su carrera jugando con Medellín, Once Caldas y Unión Magdalena. Fue tres veces máximo cañonero del torneo.

Los demás goleadores en Colombia, entre los diez primeros son Víctor Hugo Aristizábal, emblema de Atlético Nacional, con figuración en Brasil; el guajiro Arnoldo Iguarán, goleador de Millonarios y la selección Colombia en los años 80; el tumaqueño Willington Ortiz, estrella de Millonarios y América y además considerado el mejor jugador de Colombia en toda su historia; y el uruguayo Omar Verdun, quien se volvió célebre haciendo goles con el Cúcuta Deportivo, aunque también intervino en las temporadas del Atlético Bucaramanga. (Lea también: El sello del fútbol argentino: estos han sido los técnicos campeones en Colombia)

En 68 años de fútbol profesional en Colombia figuran además 37 argentinos como goleadores de diferentes torneos. Alfredo Castillo, máximo anotador del torneo 1948 con 31 goles hechos en Millonarios; Pedro Cabillón, goleador del torneo 1949 con 42 goles en Millonarios; el estelar Alfredo Di Estéfano, máximo anotador en las temporadas 1951 y 1952 con Millonarios, antes de vincularse al Real Madrid de España; Mario Garelli, goleador de la temporada 1953 con el Quindío; y Carlos Alberto Gambina, goleador con Atlético Nacional en la temporada 1954.

En 1955, el goleador fue el argentino Felipe Marino, militando con el Medellín. Dos años después lo fue uno de los más insignes argentinos en Colombia, José Vicente Grecco, exjugador de Boca Juniors que fue campeón con Medellín en 1957 y con Santa Fe en 1958. En el torneo de 1958, el goleador fue José Américo Montanini, exfutbolista de River y jugador en Colombia con Bucaramanga y América de Cali. En 1959, repitió Felipe Marino con 35 goles repartidos entre Cúcuta y Medellín. Luego le correspondió el título de cañonero en 1960 a Walter Marcolini, quien jugó en Colombia en Millonarios, Cali, América y Quindío.

En 1961, el consagrado fue uno de los más recordados goleadores de Santa Fe, Alberto Perazzo, quien anotó ese año 32 goles. En 1964 y 1966, el máximo anotador fue Omar Lorenzo Davanni y en 1965, Perfecto Rodríguez, quien jugaba para Medellín e hizo 38 goles. En 1967 apareció uno de los goleadores argentinos más insignes en Colombia: José María Ferrero. Después de jugar en Racing y Newells, llegó a Millonarios y salió goleador en las temporadas 1967 y 1968. Luego repitió jugando para el Cúcuta en el torneo de 1970. El título solo se lo arrebató otro argentino, Hugo Horacio Lóndero.

Lóndero salió goleador en los torneos de 1969, 1971 y 1972. Otro argentino vino a figurar en el campeonato de 1975, fue Jorge Ramón “La Fiera” Cáceres, quien llegó procedente de Atlético San Martín y en Colombia jugó para América, Pereira y Bucaramanga. Se nacionalizó en el país y alcanzó a jugar con la selección nacional. En 1976 el goleador fue uno de los recordados en Bogotá, Miguel Ángel Converti, que ese año hizo 33 goles con Millonarios. Exjugador de Banfield y Chacarita, “El Ringo” fue además campeón con Júnior en el campeonato de 1980.

Osvaldo Marcial Palavecino fue el goleador en 1976 y 1978, y un año después lo fue Juan José Irigoyen, exfutbolista de San Lorenzo y campeón con Millonarios en 1978. La lista de goleadores argentinos la completan Sergio Sierra, que jugó con Pereira; Víctor Hugo del Río, goleador del torneo 1981 con Tolima; Miguel Osvaldo González, jugando con Bucaramanga en los torneos de 1982 y 1985; Héctor Sossa, goleador con Medellín en 1986; y el exjugador de Racing, Quilmes y Estudiantes, Hugo Ernesto Gottardi, uno de los ídolos de Santa Fe, máximo goleador en 1983 y 1984.

En los últimos tiempos han figurado tres goleadores argentinos. Sergio Galván Rey, Miguel Caneo y Germán Cano. El primero es el máximo goleador en todos los tiempos en el campeonato colombiano; el exfutbolista de Boca Juniors, Caneo, fue goleador con Boyacá Chicó en el año en que este mismo equipo fue campeón en 2008. En cuanto al exjugador de Chacarita, Huracán y Lanús, Germán Cano, fue máximo goleador en la temporada 2012 y repetiría en el 2014 con Independiente Medellín, cuadro en el que dejó una huella imborrable. 
 

Temas relacionados