Colombia, eliminada de 'su' Mundial

Con un doblete de Edson Rivera y un tanto de Erick Torres, México acabó con las esperanzas del anfitrión al derrotarlo 3-1 en cuartos de final.

Emotivo, con ganas, siempre en la búsqueda del arco contrario y con el aliento de 40 mil personas. Así salió Colombia a cumplir su compromiso de cuartos de final en el estadio El Campín ante México.

Pero esta vez el '11 inicial' había sufrido una modificación bastante notoria. Más allá del cambio obligado en defensa, en el equipo titular también hizo presencia Duván Zapata para acompañar a Luis Fernando Muriel en el frente de ataque. En el banco había quedado José Adolfo 'Trencito' Valencia.

Sin embargo, lo anterior no impidió que Colombia perdiera su alegría; por el contrario, puso en aprietos en más de una ocasión a la defensa ‘manita’.

Sorpresivas incursiones de Héctor Quiñones por izquierda, potentes remates de Luis Fernando Muriel y el siempre inquietante Zapata no permitieron tranquilidad a la zaga mexicana durante los primeros 30 minutos de juego.

Pero mientras la defensa azteca pasaba trabajos, su frente de ataque apenas empezaba a engranar lo que durante el resto del partido se convertiría en la pesadilla de Pedro Franco, Luciano Ospina, Cristian Bonilla y compañía.

Los cinco hombres dedicados a vulnerar la resistencia colombiana lograron su primer objetivo al minuto 38. Torres cambió por gol un penalti pitado por el juez Cuneyt Cakir y el silencio apareció en El Campín por primera vez en la noche.

El tiempo pasó, el local no reaccionó y así terminó un primer tiempo en el que el orden de los mexicanos primó sobre el ímpetu local.

En el inicio del complemento Colombia no daba muestras de mejoría y el juego colectivo, que al comienzo del partido ilusionó, poco a poco se diluía con un Michael Ortega sin piernas y con un James Rodríguez en una discreta noche.

La inclusión de Zapata desde el minuto inicial tenía como objetivo chocar y pelear arriba con los fuertes defensas mexicanos y los réditos de esa premisa sólo se vieron al minuto 60 cuando el exdelantero del América de Cali ganó un balón aéreo a más lucha que inteligencia y luego sacó un potente remate que se le coló por debajo de las piernas al arquero José Rodríguez, de acertada actuación hasta entonces.

Si bien el gol llegó más por error que por virtud propia, se esperaba un recio despertar en el elenco local, pero fue la visita la que ajustó líneas y se fue en busca de la semifinal.

Edson Rivera inició el partido en el banco pero a los 35 minutos ingresó al campo de juego para acabar con las esperanzas colombianas. El 19 de los mexicanos fue el encargado de poner el 2-1 (m. 69) y a dos minutos del final dio la estocada final con un zurdazo de media distancia que sorprendió a Bonilla y con el que se empezaron a vaciar las graderías en el estadio.

Ya no había ¡Sí se puede! que valiera ni ningún ‘Colombia-Colombia’ desde la tribuna que hiciera reaccionar al equipo de casa. Se fue el calor del público, de repente el frío apareció, la luna se escondió y a Colombia le llegó la noche en el Mundial.

Ver Ficha Técnica, Minuto a Minuto y Alineaciones