Colombia, a la espera de la gloria en el Mundial

Por todo el país la gente viste camisetas amarillas o rojas de las selección, las casas izaron la bandera tricolor y los vehículos van por las calles adornados con los colores patrios, todos a la espera de la hora del partido con los uruguayos en el legendario estadio Maracaná.

Colombia amaneció este sábado envuelta en la bandera para apoyar a su selección en el partido de octavos de final del Mundial con Uruguay en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Por todo el país la gente viste camisetas amarillas o rojas de las selección, las casas izaron la bandera tricolor y los vehículos van por las calles adornados con los colores patrios, todos a la espera de la hora del partido con los uruguayos en el legendario estadio Maracaná.

En barrios de muchas ciudades desde temprano hay reuniones de vecinos en ambiente festivo con "bandas papayeras" y conjuntos vallenatos que interpretan canciones populares y coplas improvisadas para exaltar las conquistas del equipo que dirige el argentino José Pekerman.

Los canales de televisión iniciaron desde por la mañana transmisiones especiales en directo desde Río de Janeiro que alternan con informes en vivo desde diferentes ciudades de la gente en ambiente de fiesta esperando el partido.

Con titulares como "Todos con la selección", "El partido más importante de nuestra historia" o "¡Por el maracanazo!", la prensa colombiana refleja en sus portadas la expectativa que reina hoy en el país.

Para evitar desórdenes y actos de violencia en eventuales celebraciones, en numerosas ciudades y pueblos los alcaldes implantaron hoy medidas como la ley seca, restricciones a la circulación de vehículos y motocicletas o hasta toque de queda para menores en algunos casos.

"Hago un llamado a todos los colombianos para que disfrutemos en paz y tranquilidad las alegrías que nos brinda nuestra selección", escribió hoy en su Twitter el presidente Juan Manuel Santos, que como buen hincha pronosticó una victoria ante Uruguay por 2-1. EFE 

Temas relacionados