Colombia jugará el repechaje para los Juegos Olímpicos de 2016

La victoria de Argentina sobre Uruguay permitió que Colombia terminara como subcampeón del torneo y la posibilidad de jugar el próximo año su pase a Río 2016.

AFP

La selección Argentina, dirigida por Humberto Grondona se coronó campeona del Campeonato Sudamericano Sub-20 de fútbol en Montevideo y se clasificó a los Juegos Olímpicos Río-2016 al vencer a Uruguay por 2-1, en el partido final del torneo.

La victoria del conjunto gaucho permitió que Colombia terminará como subcampeón del certamen y de esta manera pueda disputar a comienzos de 2016 un repechaje para acceder a los Olímpicos contra un equipo de la Concacaf.

Los 'chicos' argentinos se plantaron con seguridad ante el equipo uruguayo y más de 50.000 personas que colmaron el estadio Centenario y liderados por el habilidoso Ángel Correa festejaron en el patio de su archirrival su quinto título en la historia del 'Juventud de América'.

Enfrente, los 'gurises' uruguayos lloraron la derrota que los dejó fuera de la cita olímpica, aunque previamente habían conseguido la clasificación al Mundial de la categoría que se disputará este año en Nueva Zelanda.

Gastón Pereiro abrió el marcador para el anfitrión a los 8 minutos, pero Argentina dio vuelta el resultado con anotaciones de Sebastián Driussi (36) y Correa (81) para levantar la copa en el terreno de su vecino y archirrival.

Dinámico y disputado en todos los sectores del campo, el primer tiempo comenzó con el dominio del equipo de Humberto Grondona que aprovechó la calidad de Correa para vulnerar por la izquierda a la defensa charrúa.

Sin embargo pegó primero la celeste gracias a una débil respuesta del arquero Augusto Batalla que dejó la pelota en el área para que Pereiro la empujara al fondo de la red.

Argentina reaccionó y pasada la media hora una vez más una subida de Correa por la izquierda propició una jugada de peligro que terminó con una pelota en el centro del área, Driussi la tomó de primera y anotó el empate transitorio que borró la sonrisa de un colmado estadio Centenario.

Tiros débiles de los argentinos, bien controlados por Gastón Guruceaga, y un cabezazo de Pereiro que se fue por encima del travesaño del arco defendido por Batalla amenazaron el empate sin suerte.

Firmeza de campeón 

En el complemento, los dirigidos por Fabián Coito apostaron -como a lo largo del torneo- a explotar el buen juego aéreo de hombres como Mauro Arambarri y con varios centros, pero con poco volumen de juego, se arrimaron al arco argentino.

En el vestuario se quedó Amaral por una lesión en el hombro, en su lugar entró Jaime Báez.

En Argentina, Giovanni Simeone -goleador del torneo con 9 tantos- dijo presente mostrando su potencia con un remate que se fue apenas desviado. 

Mientras la picardía y el talento de Correa -que se recuperó de un problema cardíaco y dejó un largo parate para disputar el torneo- dieron oxígeno a su equipo.

Uruguay se lanzó al ataque en los últimos 20 minutos y Argentina respondió apretando sus líneas para obstaculizar a un equipo local que arremetió con más ganas que fútbol.

La necesidad de los celestes los expuso en defensa y con el canto de 'soy celeste' de fondo Correa, de galera y bastón, bailó en el área, dio media vuelta y con una precisa definición anotó el 2-1.

En la recarga, Uruguay exigió a Batalla que se quedó con el balón.

Los minutos finales transcurrieron con Argentina firme en defensa y el sueño celeste se esfumó en la calurosa noche de Montevideo.

El campeón junto a Brasil, Colombia y Uruguay representarán a la región en el Mundial de Nueva Zelanda-2015.

A su vez, los celestes irán a los Juegos Panamericanos Toronto-2015 con Brasil, Perú y Paraguay.