Colombia realizó el último entrenamiento antes de su viaje a Brasilia

El equipo nacional jugará ante Costa de Marfil su segundo partido por el Grupo C del Mundial.

AFP

La selección Colombia dirigida por José Pékerman desarrolló este martes su último entrenamiento en Cotía, a puerta cerrada, antes del decisivo duelo ante Costa de Marfil, que se disputará este jueves en Brasilia.

"Costa de Marfil es de los equipos africanos uno de los más potentes, con jugadores de mucha experiencia internacional y como equipo ha jugado varios Mundiales. Nosotros debemos tener la misma concentración y revisar cosas del juego para no sufrir cuando los enfrentemos", había asegurado el técnico argentino el pasado lunes.

El estretega del equipo nacional no podrá contar para este encuentro con el delantero Carlos Bacca, quien sufrió una contractura en el muslo derecho el domingo y estará ausente entre 7 y 10 días, lo que supone también su ausencia para el choque contra Japón, el próximo martes en Cuiabá.

El mediocampista Carlos Sánchez, del Elche español, es el único colombiano que llegará amonestado para el encuentro, pero su presencia en la primera línea de volantes se da como un hecho tras su buena actuación en el debut.

"Si desde el inicio frente a Costa de Marfil voy a pensar en la amarilla que recibí entonces voy a empezar mal. Si me toca jugar, voy a hacerlo con la misma entrega de siempre y si me toca recibir una amarilla el jueves, pues voy a aceptarla. Defenderé los colores de Colombia a muerte. Si recibo otra amarilla y no me toca estar contra Japón, pues habrá alguien más que juegue y que lo haga mejor que yo", señaló 'La Roca'.

Posesión de la pelota

Aunque el técnico José Pékerman ha mantenido en reserva el once titular, es improbable que varíe el estilo ofensivo del elenco frente a los marfileños.

"Para ganarles tenemos un plan y no debemos tener dudas de ese plan. Hay que ser muy inteligentes, siempre tener el control del partido, no darles el balón y descansar también con la pelota, pero sobre todo tener confianza en lo que hacemos", advirtió el volante Fredy Guarín, habilitado para el encuentro tras haber sido expulsado en el último partido de la eliminatoria sudamericana.

"Nos quedan dos juegos aún más duros, sabemos los jugadores que tiene Costa de Marfil, su fuerza, su velocidad, y eso hace que tomemos este partido como una final", agregó James Rodríguez.