Colombia viaja a Río para afrontar los octavos de final

El seleccionado nacional que hizo práctica a puerta cerrada enfrentará el próximo sábado en el Maracaná a su similar de Uruguay.

AFP

La Selección Colombia completó a puerta cerrada su preparación en Cotía de cara al partido de los octavos de final que se llevará a cabo en Río de Janeiro contra su similar de Uruguay.

José Pekerman efectuó una sesión privada, que se prolongó durante noventa minutos y contó con todos sus futbolistas. Incluido el delantero Carlos Bacca, restablecido de su contractura muscular en el cuádriceps derecho, que se unió al grupo el miércoles y que es el único jugador de campo que aún no debutó con el seleccionado en Brasil.

Bacca, que hace díez días sufrió en un entrenamiento una contractura en el cuádriceps de su pierna derecha, mostró encontrarse totalmente recuperado de la dolencia. Mientras que también cuentan con un restablecido Mario Yepes, que sufrió un golpe ante Costa de Marfil que le apartó del día a día de su selección en los entrenamientos previos al choque frente a Japón.

El preparador argentino no quiere que nada altere la rutina de su selección, que lleva un camino impecable. Ensayó en la práctica acciones de estrategia y aspectos tácticos para el choque ante Uruguay.

Menos de dos días han permanecido los jugadores colombianos en su cuartel general. Llegaron a Cotía, procedentes de Cuiabá, a primera hora del miércoles, completaron una primera sesión de preparación y este jueves, tras efectuar otro entrenamiento, ponen rumbo a Río de Janeiro, a donde llegarán a última hora de la tarde.

El viernes, Colombia efectuará el reconocimiento oficial y el entrenamiento marcado por la FIFA en el estadio de Maracaná, donde buscarán, por primera vez en su historia, el paso a los cuartos de final.