La columna de Menotti: En octavos comienza el Mundial