Carlos Darwin Quintero marcó en la derrota de Santos Laguna por Copa

El equipo mexicano fue superado 2-1 por Lanús de Argentina.

AFP

Lanús derrotó 2-1 a Santos Laguna en el duelo de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores, disputado en Argentina. 

El colombiano Carlos Darwin Quintero abrió la cuenta para el conjunto azteca, pero el defensor Facundo Monteseirín empató poco después, y casi en la última acción del partido, Matías Martínez (90+5) le dio la victoria al elenco 'granate'.

En el comienzo, el equipo mexicano fue el que tuvo un mejor arranque, a partir de un intenso despliegue para pelear la tenencia del balón, y tratar de inquietar a una defensa novel como la que tenía Lanús, con varios cambios en su formación, a causa de lesiones y suspensiones.

Dentro de ese panorama, Quintero era el que más inquietud llevaba, por potencia y por capacidad para conseguir espacios y desbordar, sobre todo cuando transitaba por el sector izquierdo, mientras que Rentería también ofrecía velocidad y dinámica.

Pero Lanús se acomodó y pronto comenzó a acercarse, primero con un remate de González que obligó a una estirada del arquero Sánchez, y enseguida, con un cabezazo alto de Martínez.

A partir de los 15 minutos, Santos Laguna comenzó a ejercer una mayor presión en el mediocampo y el encuentro perdió claridad, aunque los mexicanos tenían un poco más de control con la pelota y conseguían arriesgar con los desbordes de Rentería.

Las emociones llegaron en la segunda mitad, cuando otra vez el equipo visitante empezó mejor y advirtió con una llegada de Rentería que Monteseirín despejó a tiempo, pero enseguida llegó la apertura, cuando Rentería asistió a Quintero, que entró a pura potencia por el sector derecho, se quitó de encima la marca y 'fusiló' a Marchesín con un remate violento por el primer palo.

De todos modos, Lanús reaccionó bien a la desventaja y enseguida alcanzó la igualdad, en un centro de González que Monteseirín tomó a pleno con un zurdazo esquinado que dejó sin posibilidades a Sánchez.

Con el ingreso de Oscar Benítez y el gol anotado, Lanús recuperó confianza y dinámica y pasó a comandar la parte final del partido, y comenzó a inclinar el juego sobre el área visitante con una actitud más decidida.

Abella apareció a tiempo para despejar cuando Blanco se aprestaba a definir, y Sánchez se lució con una gran atajada a puro reflejo, ante un puntazo de Melano, y muy cerca del final, Figueroa fue el que se estiró para impedir el segundo tanto local.

El encuentro parecía culminar con un valioso empate para Santos Laguna, pero en el quinto minuto extra, en el enésimo centro de Ayala, Sánchez dejó corto el despeje, y Martínez, con un cabezazo bombeado, envió la pelota a la red y le dio a Lanús un triunfo que cambia la ecuación y deja con todas las obligaciones a los mexicanos.