Cruzeiro eliminó a Cerro Porteño de la Copa Libertadores

Cruzeiro se cruzará en la siguiente fase con San Lorenzo de Argentina.

AFP

Cruzeiro de Brasil clasificó a los cuartos de final de la Copa Libertadores al vencer 2-0 al Cerro Porteño de Paraguay en la revancha por la ronda de octavos, en partido disputado en el estadio La Olla en Asunción.

Los goles para el 'Raposa' (zorros) fueron anotados por Dedé y Dagoberto, a los 80 y 90+3 minutos, respectivamente.

Cruzeiro se cruzará en la siguiente fase con San Lorenzo de Argentina, que eliminó por penales a Gremio de Brasil en Porto Alegre.

En el partido de ida en Belo Horizonte, Cruzeiro y Cerro empataron 1-1. 

El resultado del juego en La Olla fue una sorpresa para los locales. Por mala suerte, los guaraníes no quedaron en ventaja en el primer tiempo en un partido de alta intensidad.

A los 5 minutos ya se insinuó el delantero español Daniel Güiza, de cabeza. Tres minutos más tarde fue el turno del volante uruguayo Matías Corujo quien fusiló al arquero Fabio, a quemarropa, pero este sacó la pelota al córner.

A los 17, el delantero Angel Romero hizo tambalear el travesaño con un disparo, de aire, tras un pase de Corujo.

Dos minutos volvió a aparecer Güiza de cabeza. Los pases, tanto de derecha como de izquierda, fueron producto de jugadas individuales de Angel y su mellizo Oscar Romero.

Los dos centrales brasileños, Teté y Bruno Rodrigo, recibieron sendas tarjetas amarillas en un lapso de tres minutos, entre los 18 y 21, provocados por los dos hermanos que se convirtieron en la pesadilla del cuadro de Belo Horizonte.

A los 24 se salvó de la roja Dedé, por una nueva falta contra Angel Romero cuando entraba con posibilidades por el medio del área.

Hasta entonces, Cruzeiro descuidó la defensa y dio prioridad al ataque en su necesidad de anotar al menos un gol.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Marcelo Oliveira salieron con determinación al ataque con la intención de liquidar el pleito.

Además, el técnico brasileño ordenó el ingreso de Dagoberto para darle más explosión al ataque.

En su más clara posibilidad de anotar, el delantero Julio Baptista remató un cañonazo que tapó a duras penas el arquero Roberto Fernández, a los 57 minutos.

Con toques cortos y sucesivos, los brasileños desconcertaron a los paraguayos con Everton Ribeiro, acompañado desde atrás por el paraguayo de su equipo, Miguel Samudio.

El cuadro visitante fue una tromba en varios pasajes del segundo tiempo pero con resultados improductivos. Cerro tentó el contraetaque y en una incidencia, a los 77 minutos, fue expulsado Bruno Rodrigo por doble tarjeta. Cometió una falta contra una de sus pesadillas, Oscar Romero.

Cuando masticaba su contrariedad se produjo una falta casi inocente en campo de los azulgranas locales. Del tiro libre, se elevó el espigado Dedé quien conectó de cabeza para vencer al arquero Fernández, adelantado, a los 80 minutos.

La frustración se apoderó de Cerro y a los 83 el árbitro uruguayo Darío Ubriaco expulsó a un descontrolado Matías Corujo por una patada alevosa a Everton Ribeiro.

Dagoberto completó la hazaña brasileña a los 90+3 cuando anotó de tiro cruzado, para poner cifras definitivas al marcador.