El peor 'día de brujas' para el América de Cali