Francisco Meza, un joven de mucha experiencia

Este martes (7:15, Fox Sports) Santa Fe buscará terminar como líder del Grupo 6 de la Copa Libertadores frente a Real Garcilaso.

Francisco Meza, el joven de confianza de Wílson Gutiérrez.  / Andrés Torres
Francisco Meza, el joven de confianza de Wílson Gutiérrez. / Andrés Torres

No es casualidad ver al número 21 de Independiente Santa Fe haciendo cierres perfectos, pases precisos y jugadas de gran técnica en los momentos de presión. Su forma de jugar desde el fondo de la cancha pareciera de un típico defensor central experimentado con cientos de partidos encima, y aunque a sus 21 años ya completa 89, todavía se siente como un juvenil más.

En el equipo santafereño modelo 2013 Francisco Meza es uno de los indispensables para Wilson Gutiérrez, se ha convertido en un inamovible en la nómina titular, por encima de experimentados como Germán Centurión y Humberto Mendoza. “Es el jugador con mayor regularidad que tenemos, cada vez lo veo más maduro, más serio y más capaz”, comentó el técnico cardenal al ser consultado por su concepto sobre este defensor.

En el partido de este martes en la noche (7:15, Fox Sports), frente a Real Garcilaso, Meza estará presente en la zaga cardenal, en un compromiso que será asumido por el equipo albirrojo como una oportunidad perfecta para terminar como líder del Grupo 6 de la Copa Libertadores. “Queremos ganar para demostrar que somos mejores, no pensamos en el futuro. Para quedar campeones no hay que escoger rivales, al que toque hay que vencerlo, juéguese donde se juegue. Sabemos que será complicado, pero intentaremos dar lo mejor para llevar a Santa Fe a los primeros lugares del continente”, expresó el joven barranquillero, quien hizo referencia también a la oportunidad de compartir posición con jugadores con recorrido en el fútbol. “De todos los compañeros que tengo siempre aprendo algo, sean mayores o menores. Saco lo bueno de cada uno de ellos para ponerlo en práctica en mi juego”, comentó.

Pacho ha tenido la oportunidad de actuar como titular, en el equipo principal, todos los partidos de este semestre. Sobre esa condición privilegiada destacó que es gracias a su trabajo. “Todos los días me preparo pensando en jugar, si el profe tiene la opción de poner a cualquiera y me elige a mí es por algo. Tengo claro que el día en que no esté trabajaré igual para seguir evolucionando, estoy agradecido con Dios porque no me he lesionado ni me han suspendido, y por eso es que he podido actuar tanto”.

Finalmente, fue claro en afirmar que el buen momento del equipo no durará para siempre y por eso hay que tener los pies sobre la tierra. “Vamos paso a paso, en ningún momento estamos haciendo balances, trabajamos con humildad, con fe en que las cosas van a salir bien y conscientes de que aún no se ha ganado nada. Esperamos seguir por el camino que vamos”.