Jefferson no se asustó con el Cuero

Esta martes en la noche, (7:30, Fox Sports) Independiente Santa Fe y Deportes Tolima se jugarán su paso a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Jefferson Cuero ha marcado un gol en la Copa Libertadores.
Jefferson Cuero ha marcado un gol en la Copa Libertadores.Gabriel Aponte

Su velocidad llamaba la atención. En media cancha era capaz de sacarles metros a sus rivales y, aunque midieran mucho más y cada zancada suya representara medio paso de ellos, lo hacía con facilidad, casi sin esforzarse. Su explosión en carrera era tal que muchos pases al vacío terminaban en sus pies.

Cuando Juan Carlos Osorio vio a Jefferson Cuero entrenando con el Once Caldas inmediatamente le prestó atención. Su estilo de juego marcaba diferencia sobre los demás, aunque algo no cuadraba del todo: su posición. El nacido en Cali el 15 de mayo de 1988 jugaba como lateral izquierdo, un puesto adecuado para su prototipo, pero en la cual el técnico antioqueño no lo veía cómodo.

“Trabajamos mucho para volverlo extremo izquierdo, tratar de que su velocidad fuera aprovechada por el equipo en ataque y no tuviera que hacer recorridos tan largos y además preocuparse por la marca. Fue un trabajo que le costó, pero poco a poco fue ganando confianza hasta que le di la oportunidad de debutar jugando como extremo”, comenta quien hoy es el adiestrador de Atlético Nacional y que para esa temporada de 2010 consiguió su primer título en el fútbol profesional colombiano.

Cuero dependía mucho de su velocidad, así que la idea de Osorio era jugar con dos volantes internos que buscaran pases largos y desmarques con ruptura de Jefferson, que de a poco se fue posicionando como titular del equipo y como una opción clara de gol.

En los primeros días del mes de enero, cuando Jefferson Cuero fue oficializado como nuevo jugador de Independiente Santa Fe, eran más las dudas que las certezas. Su pasado reciente con el Deportivo Independiente Medellín no era muy esperanzador y su llegada fue catalogada como una contratación, mas no como un verdadero refuerzo.

El tiempo y los partidos se han encargado de cambiar esa percepción, tanto así que pasó de ser la tercera o cuarta opción para el técnico Wilson Gutiérrez, a ser uno de los titulares en el frente de ataque cardenal. Su velocidad, cambio de ritmo y despliegue parecen ser similares a los que mostrara en 2010.

El delantero de 24 años será titular esta noche (7:30 p.m., Fox Sports) frente al Deportes Tolima en el que se ha denominado el partido de la clasificación. Los cardenales llegan a defender su invicto de cuatro juegos en Copa Libertadores. “Venimos de una derrota muy dura frente a Millonarios en el torneo local, esta será la oportunidad perfecta para reivindicarnos. Sabemos que nos jugamos el paso a octavos frente a un cuadro que es muy fuerte de local, pero haciendo nuestro fútbol lograremos vencer”, comentó Cuero. Estará al frente del ataque junto con Wílder Medina, quien regresa al estadio que lo vio triunfar en el fútbol nacional.

“Sabemos de las características de Wílder, es un gran delantero y jugar al lado de él es mucho más fácil. Nos hemos entendido muy bien. Él siempre está buscando el espacio para tirármela y yo igual”, destacó el portador de la camiseta 23 de Santa Fe.

Medina también hizo referencia a su compañero de ataque y destacó que “Cuero es un gran jugador, es muy rápido. Un muchacho de admirar y un gran ser humano. Hemos podido entendernos en la cancha y fuera de ella hacer una bonita amistad”.

Con la confianza de estar haciendo las cosas bien, Jefferson Cuero, el autor del gol frente a Cerro Porteño el martes pasado, alabó la labor del técnico cardenal, quien le ha dado la confianza que necesitaba para retomar poco a poco su nivel. “Estoy contento porque se está trabajando muy fuerte y ese esfuerzo se está viendo en la cancha. Tengo la continuidad y la confianza del cuerpo técnico. A Wilson Gutiérrez día a día le entiendo los conceptos y por eso estoy mejor”.

La única novedad de Santa Fe esta noche será Humberto Mendoza, quien reemplazará a Carlos Valdés, expulsado en el partido frente a Cerro Porteño.